Disiente Goyena

A continuación reproducimos la disertación que Pánfilo Goyena, de la Universidad de Nueva Guipúzcoa (Davao) ha titulado como "Epístola napoleónica y entrópica sobre la prosa del sujeto apellidado Sentado".

Viérame con otros cristianos y no pensase en estos moldes, pero quiera que zutano enaltece la alcurnia de los aplatanados hartos de pancit, y la ocasión apremia al intelecto. Pues el tal sujeto, para más detalles, David Sentado, sostiene que en ejercicio radical de alegoría, se vio forzado a figurarse un escenario filipinesco pre-comodoriano, en el cual el curso natural de las cosas llevaría a la literatura filipina a consagrar en el espacio hispanohablante una originalidad inmarcesible que, los cien millones de filipinos actuales, no podrían sino consagrar a través de figuras que el Nóbel reconocería. Pero tal parábola, esgrimida con tantos aspavientos, queda en agua de borrajas para subsumirse en la retahíla del más decadentista agorero: carpe diem, ubi sunt, tempus fugit. Como resultado: la cópula de dos zombies. Cómo es posible que Sentado sostenga primero la continuidad histórica ―incluso se la quiera inventar, sin darnos pistas sobre su invento― para concluir en el ejercicio forense, ¿quién le ha dado vela en este entierro? Pues ya lo venimos diciendo en nuestras revistas davaoeñas, tan poco conocidas en los ambientes tagalistas manileños. Si sólo fuésemos los forenses beneméritos que diésemos parte de defunción, o los albaceas testamentarios que distribuyéramos bienes como parte interesada (“corralillos académicos” lo llama Sentado) o, crudamente, los buitres azote del mundo que recogiésemos la leña del árbol caído, sobre nosotros caería la culpa. Para decirlo de forma clara, al crítico literario le atañe mayor responsabilidad que el mero parte de hechos, o la inconsciente huida a Egipto. El crítico literario no puede decirnos que ya no hay nada, que de la segunda lengua más hablada del mundo, aquélla que antaño pudo haber sido la lengua nacional de la primera República de Asia, ya no queda nada. El crítico literario no puede decirnos que en un país de cien millones de habitantes nadie escribe en español, la lengua de su literatura clásica y en la que escribieron sus principales intelectuales, la lengua que fue oficial desde 1571 hasta 1987. El crítico literario no puede decirnos, a nosotros, hispanohablantes, que no existan hoy en día filipinos con inquietudes por seguir la tradición literaria más longeva y más incuestionablemente nacional, aquélla que desde el Barroco del siglo XVI se extiende al pensamiento criollo, los miembros de la Propaganda, el Modernismo asiático y la contestación antiamericana, hasta llegar a la revolución cibernáutica y la diáspora a la que conduce el subdesarrollo. Cualquier huida a Egipto sería una irresponsabilidad, pues el crítico literario debe asumir el hoy y el ahora, y crear desde lo creado, por mínimo que sea, los mimbres técnicos que permitan dar carta de naturaleza a una literatura que sin duda existe, aunque cerremos los ojos o miremos a otra parte.

Napoleónico, sostiene Sentado quarante siècles vous contemplent para después pasar a las bravas al Antiguo Régimen, y agorero, proclamar après moi, le déluge. Cómo les gusta a los argonautas ser los pioneros de la elegía. Pero parece que la elegía es contagiosa, y los propios minotauros raudos componen epigramas. ¿Y quién es el tal Sentado, que exiliado por la rambla de Bilbao y soldado del ostracismo, nos viene ahora a perorar el triunfo del solipsismo? ¿Qué no se da cuanta que en su búsqueda de Ítaca otras Atlántidas han emergido en el país de las sirenas? ¿Qué nos quiere confundir Sentado siendo argonauta y haciéndose pasar por minotauro, para en tal pirueta de birlibirloque denostar a los propios minotauros que, famélicos como Rocinantes, tratan de llegar al Toboso? ¿Qué nos hace ejercicios de erudición, para concluir condescendiente con “meritorios aunque forzados intentos escritos bajo la discutible tesis…”? ¿Y quién habló de “vitalidad”? Si nunca la hubo, y bien consciente que es de ello Sentado, que a lo largo de las páginas de su prosa habla de militancia post-comodoriana. Disiente Goyena, para inferir los procesos de transformación de una literatura como ser vivo, y afirmar los procesos entrópicos:
“... la flecha del tiempo ha tomado sentido en tanto que concepto físico irreductible [como afirmaba Boltzmann] y, con ella, se ha transformado la propia noción de ‘ley de la Naturaleza’. Sin embargo, las dos ciencias que han continuado la dinámica clásica en el siglo XX, la mecánica cuántica y la relatividad, han heredado de aquélla la simetría entre el pasado y el futuro. Ellas siguen solidarias del ideal de precisión infinita del que era portador el principio de razón suficiente. ¿Es posible reencontrar, en el mundo microscópico que rigen las leyes cuánticas, el equivalente del ‘caos determinista’?”[1].
Una vez llegados a este punto, manejamos una serie de realidades físicas que se van estableciendo como nuevo paradigma científico, que comporta al mismo tiempo una nueva visión del mundo. No se trata de establecer las leyes de un ordenamiento físico por medio de precisión matemática o empirismo lógico, ni tampoco la relativización de estas leyes por medio de la velocidad de la luz que determina la apreciación del cálculo. Lo que la física hoy en día nos dice es que la energía de la materia posee una dinámica constante en una linealidad del tiempo irreversible[2], que esa energía actúa, siempre constante o crecientemente, buscando el orden, y que por lo tanto su existencia hasta el orden es el caos. Una vez alcanzado el orden y el equilibrio, esa energía se transforma, ya que la energía no puede ser creada ni destruida, lo cual es el primer principio de la termodinámica.

Actualmente se establece pues la recuperación de principios clásicos que la relatividad había desechado, como la linealidad irreversible del tiempo. Si se afirma que el tiempo es irreversible, no puede éste nacer en una realidad reversible[3]. Esto es precisamente lo que nos interesa destacar, la irreversibilidad del devenir, el tiempo inescrutable que actualiza una energía en constante homogeneización, lo cual es el segundo principio de la termodinámica.

Los flujos de energía que tienden a la uniformidad fueron estudiados a mediados del siglo XIX por Rudolf Clausius, para quien la dinámica de la uniformidad de la materia era una constante que podía ser mensurable a través de la «entropía», el retorno de la energía a un estado de equilibrio. A mayor equilibrio, mayor entropía, de modo que la energía tiende a crecer o mantenerse hasta alcanzar la armonía en un sistema. En un principio pues, el segundo principio de la termodinámica afirmaba: la flecha del tiempo según el aumento de entropía, la degradación de la energía y el caos de la materia que conducía al desorden:
“De acuerdo con el segundo principio de la termodinámica, la entropía del universo está en constante aumento; es decir, la distribución de la energía en el universo está constantemente igualándose. Puede demostrarse que cualquier proceso que iguala las concentraciones de energía aumenta también el desorden. Por consiguiente, esta tendencia a incrementar el desorden en el universo con movimientos aleatorios libres de las partículas que lo componen no es sino otro aspecto del segundo principio, y la entropía cabe considerarla como una medida de desorden que existe en el universo”[4].
Dentro de un sistema dinámico limitado, las coordenadas de evolución de la energía serían entonces previsibles, pues el proceso sería un constante desorden que llevaría al caos. Pero no es esto lo que la entropía nos dice, ya que el aumento de la entropía, que es irreversible como la linealidad temporal, tiende hacia el equilibrio de la energía, y la dinámica que introduce en la misma, si bien a priori aleatoria, se constata a posteriori como un caos que busca su ordenamiento microscópico, según lo que nos demuestra la mecánica cuántica:
“Este sencillo ejemplo [separación de gases mezclados que se ordena diferenciando moléculas] muestra hasta qué punto nos es necesario liberarnos de la idea de que la actividad productora de entropía es sinónimo de degradación, de nivelación de diferencias. Pues si bien es cierto que debemos pagar un precio entrópico por mantener en su estado estacionario al proceso de termodifusión, también es cierto que este estado corresponde a una creación de orden. Una nueva mirada se hace así posible: podemos ver el ‘desorden’ producido por el mantenimiento del estado estacionario como lo que nos permite crear un orden, una diferencia de composición química entre los dos recipientes. El orden y el desorden se presentan aquí no como opuestos uno a otro sino como indisociables”[5].
La mecánica cuántica lo que nos está diciendo es que la que a nivel macroscópico puede parecer relativo, a nivel microscópico se nos muestra como algo determinado por leyes en mayor o menor medida deterministas. Si en sistemas dinámicos limitados la previsibilidad es prácticamente total, pues el funcionamiento interno del sistema evoluciona de acuerdo a unos patrones constantes, en sistemas dinámicos disipativos este determinismo se está haciendo cada vez más presente. A medida que se ven delimitando los procesos de evolución molecular dentro de los sistemas disipativos no lineales, se está demostrando que existen dispositivos intrínsecos de homogeneización de la aleatoriedad aparente, que llevan por lo tanto al caos de la energía inicial a un equilibrio del sistema, que es entonces la adquisición constante del segundo principio de la termodinámica, el crecimiento con el tiempo de la entropía:
“La irreversibilidad lleva a nuevos fenómenos de orden. Lo que también conviene recordar es que, ya a escala macroscópica, estamos ante una ‘mezcla’ de determinismo y probabilidad. Einstein, en uno de sus últimos trabajos, volvía sobre el papel de las probabilidades en física, y llegaba a la conclusión de que los que pensaban que el carácter estadístico de la mecánica cuántica acabaría con el determinismo a nivel macroscópico, el nuestro, iban a quedar defraudados”[6].
Estamos pues ante una nueva construcción paradigmática que conforma a su vez la impresión del ser sobre el mundo atendiendo a planteamientos gnoseológicos renovadores. El sujeto ya no percibe al objeto desde una posición de escrutador o desvelador de las leyes naturales, ni tampoco relativiza su competencia de observador por un medio que no alcanza, sino que el sistema posee sus propias leyes, y al mismo tiempo el sujeto está dentro de las leyes del sistema. El sujeto no será demiurgo, ni el objeto será panteísta, pero ambos coexistirán en una realidad constante e irreversible, que por contra, en su trayecto hacia el equilibrio, puede deambular por caminos en mayor o menor medida azarosos. Aquí es donde nos aparecerá el límite de la libertad, la libertad existe en términos físicos pero lo hace en sistemas particulares y sometida a la regulación de un punto sobre el que gira, un atractor que conduce del caos al orden:
“Pero el rechazo del criterio clásico trata sólo de evitar una petrificación. Dice sí a aquello que la tradición científica afirma justificadamente, y dice sí también ―investigándolo― a aquello que niega o excluye por errático. No otro es el sentido de que se abra a lo quebrado, aperiódico, sintético, abrupto, turbulento, activo, complejo, autoproducido, infinito dentro de cada finitud. Ahora se entiende que o caos no es eso o bien sólo interesa lo caótico, pues bajo semejante nombre caen el concreto universo donde existimos y un poder cosmogónico que debe considerarse la principal fuente de presencias. En definitiva, si hay ser ―y no más bien nada― el peso de semejante realidad le incumbe en mayor medida al desequilibrio que al equilibrio, a lo irreversible que a lo reversible”[7].
Pues bien, la literatura filipina escrita en español que hoy en día sale a luz, es el mayor de los caos imaginable. El necio (ne-scio), el que no conoce ni quiere conocer, no pierde ni un minuto en denostarla, ningunearla, denunciarla como cópula de zombies. Se trata de una afirmación condescendiente, muy apta de iconoclastas borgianos que tienen el rasero en lecturas de juventud de la bella Europa. Pero yo, que soy lezamiano, prefiero el barroco tropical y el eros cognoscente: “Ya va siendo hora de que todos nos empeñemos en una Teleología Insular, en algo de veras grande y nutridor”. Iluminado, iluminado sostiene Sentado la orgía gomezriveriana, “El amor hice por sus suelos”. Quien como San Juan de la Cruz en noche oscura, quien como Averroes en la iluminación de la razón aristotélica, por fin sostiene Sentado el sueño de la razón, y los monstruos, los minotauros, se le hacen presentes por fin al argonauta. El miedo a marcarle a Brasil comienza por ahí, por creer ver razón en algo que es completamente irracional, caótico, la mayor de las heterodoxias. Quienquiera que lea la joya bibliográfica (o centón infumable, según el orientalista Desbarrados que ya citara Rizal en su novele Dapitan) “Galería de fantasmas. Crónicas del mundo friqui”, en Por qué no escribí Cien años de soledad y otras ficciones (2001), se dará cuanta que Sentado bautizaba a los minotauros como “fantasmas”, y usa el concepto de «crónica» usurpado de otro conspicuo crítico al cual no cita en la dedicatoria de su volumen prosístico. Y es en este libro donde su altivez borgiana se empieza a transformar en aceitunero altivo, gallato borreguero y una pátina izquierdista que, Sentado, se ruboriza en exteriorizar. Hernandiano pues, nos habla de Miguel, Antonio López, Goya, Dalí y, por fin, Nicomedes Joaquín. Y todo el caos se revela, todas las fuerzas físicas llevan desde el primer principio de la termodinámica (la dirección del tiempo) al segundo (la transformación de la energía, la muerte como orden). La tradición hispánica fenece para el Archipiélago, y el propio acto de fenecer constituye la constatación del caos y, en consecuencia, el orden absoluto de su materia, la muerte, la modernidad. Mantra le llama Sentado: “It´s possible”. Abre los ojos y lo verás. Pues no hay muerte donde hay bienaventurados, y para aquéllos será el reino de los cielos, aquéllos que sepan leer el caos, la modernidad, de uno de los fenómenos literarios más alucinógenos de la historia de la literatura universal: una literatura en lengua europea hecha en Asia desde el siglo XVI, que se expande al mundo a pesar de someterse a los imperios más poderosos de la historia. Sostiene Sentado la falacia del producto, disiente Goyena sobre la pronta proclama gala y la nula perspicacia entrópica, cuando la modernidad nos revela sus maravillosos vectores ordenados en un aparente caos. Todo tiene su razón de ser, y los vectores gomezriverianos, farolianos, lozanianos, delapeñanos, macarianos y lanotianos, son las fuerzas entrópicas que, siguiendo la linealidad del tiempo (primer principio de la termodinámica) han subsumido a la hecatombe del caos (segundo principio de la termodinámica) para mostrarnos a nosotros, los mortales, el ordenamiento de la materia literaria como fruto de la colisión última entrópica. Ha llegado al fenómeno literario, lo hemos visto; algún día llegará al universo. Hasta que así sea, no más De profundis. Quienquiera tomar las de Villadiego, que no se llame hispanohablante.

Quienquiera comenzar a andar camino hacia el Toboso, que lea Sostiene Sentado. Artículos periodísticos de David Sentado (Manila, 2011), editados por el egregio filipinista José María Fons, y será consciente de los secretos que han llevado en la última década al español y a la literatura escrita en español a resurgir en Filipinas. Y una vez conocido el preámbulo, que se sacie con el libro alcoyano-veneciano Literatura hispanofilipina actual (Madrid, 2011). Dos obras fundamentales para todo aquél que quiera saber que en Filipinas may pag-asa para la lengua española.


[1] Ilya Prigogine e Isabelle Stengers, Entre el tiempo y la eternidad, Madrid, Alianza, 1990 (1988), p. 133.
[2] La linealidad temporal es perceptible en el ámbito microscópico, cuando ya en el macroscópico puede no serlo, lo cual lleva a relativizar la teoría de la relatividad: “El estado de equilibrio se presenta pues como un estado más singular todavía desde el punto de vista microscópico que desde el punto de vista macroscópico. En el nivel macroscópico [errata en el original] el modo de descripción del estado de equilibrio puede prolongarse a los estados próximos al equilibrio. En efecto, no existe diferencia esencial entre los estados de equilibrio, para los que la producción de estropía es nula, y los estados próximos al equilibrio, para los cuales es mínima. Es necesario alejarse del equilibrio para ver aparecer comportamientos macroscópicos cualitativamente nuevos. En el nivel microscópico la situación es diferente […] Por el contrario, el estado de equilibrio aparece en adelante como singular en cuanto que oculta, podríamos decir, estos aspectos esenciales de la actividad de la materia, siempre presentes en el nivel microscópico, que son las correlaciones de largo alcance y la flecha del tiempo”, en ibid., p. 132.
[3] Ibidem, p. 15.
[4] Isaac Asimov, Cien preguntas básicas sobre la ciencia, Madrid, Alianza, 1973, p. 64.
[5] Prigogine e Stengers, op. cit., p. 57.
[6] Ilya Prigogine, Las leyes del caos, Barcelona, Crítica, 1999, p. 34.
[7] Antonio Escohotado, Caos y Orden, Madrid, Espasa-Calpe, 1999, p. 97.

'Sendong' arrasa Mindanao del Norte

Al menos 652 personas han muerto y otras 808 permanecen desaparecidas desde el viernes tras el paso de la tormenta tropical 'Sendong' (nombre internacional 'Washi'), según el último balance proporcionado por la Cruz Roja este domingo.

Las ciudades de Cagayán de Oro e Iligan fueron las más devastadas por la virulencia climática. Ambas se encuentran en la región septentrional de Mindanao, una isla que raramente se ve afectada por ciclones tropicales, y cuya estación lluviosa concluye por lo general en noviembre. La zona recibió diez horas de lluvias torrenciales, registrándose en algunos lugares hasta 200 mm de lluvia durante ese período, más de lo que reciben normalmente de media en todo el mes, y que añadieron más agua a unos cauces fluviales que ya se encontraban a punto de rebosar. Además, la subida de la marea, que se encontraba en su nivel más álgido, también contribuyó a agravar la situación.

La mayoría de las víctimas se encontraban totalmente desprevenidas en sus domicilios durmiendo durante las horas de la noche cuando las inundaciones y deslizamientos de tierra destruyeron sus casas. En algunas zonas, las aguas se elevaron a 3,3 m en menos de una hora, y muchos residentes se vieron obligados a buscar refugio de la crecida de las aguas en los tejados de sus propias viviendas, donde pernoctaron bajo lluvias torrenciales y azotados por vientos de hasta 75 Km/h.

Muchas de las victimas fueron arrastradas hasta el mar. Un taxista de Cagayán de Oro que se encontraba junto a otros compañeros sobre el puente Maharlika en la madrugada del sábado describía así la escena: "... era escalofriante escuchar sus gritos de ayuda. Pude ver a uno de ellos que agitaba una linterna en la oscuridad con la esperanza de que pudiéramos verles, pero no había nada que pudiéramos hacer". Una mujer relató a una radio local que cuando el nivel del agua comenzó a subir, se aferró a un neumático junto con otros vecinos y acabaron arrastrados por el torrente hasta una playa a 32 kilómetros de distancia. Otros se aferraron a trozos de madera o cualquier cosa que pudiera mantenerlos a flote. Algunos de ellos portaban sus teléfonos móviles que usaron para llamar a sus familiares y a estaciones de radio pidiendo ayuda.

Los pescadores de las poblaciones costeras de El Salvador y de la vecina Opol fueron los primeros en responder a las llamadas de socorro, y usando sus pequeñas embarcaciones y desafiando un mar muy agitado comenzaron a rescatar supervivientes de las aguas, consiguiendo salvar a 120 personas en Opol y otras 60 en El Salvador. Asimismo, al mediodía, un ferry de pasajeros proveniente de la isla de Camiguin con destino a Balingoan, rescató a otro grupo de 75 personas que estaban flotando en el mar. Por la tarde, helicópteros de la Fuerza Aérea rescataron a 20 personas en la Isla Puntod en la desembocadura del río de Cagayan de Oro, mientras que el servicio de guardacostas filipino fue enviado a la búsqueda de más personas arrastradas por la corriente. Más de 80 cadáveres han sido encontrados en varias playas de las provincias de Misamis Oriental y Lanao del Norte.

Durante la mañana del 17 de diciembre se organizó una operación de evacuación masiva de 100.000 personas, para lo que se movilizaron aproximadamente 20.000 soldados, apoyados por voluntarios y funcionarios del departamento de Protección Civil, quienes también colaboraron en las labores de búsqueda de cadáveres. La Secretaria general de la Cruz Roja declaró que "las regiones afectadas son tan extensas que las búsquedas no pudieron cubrir toda la zona. Muchas casas fueron arrastradas por las aguas, lo que significa que los cuerpos (de los habitantes) también fueron desplazados". Por su parte el director del Consejo Nacional de Prevención y Gestión de Desastres (NDRRMC) señaló que los afectados necesitan urgentemente agua potable y que luego precisarán asistencia para reconstruir sus vidas. La Cruz Roja local calcula que las personas que necesitan ayuda asciende a 400.000.

Muchos afectados se lamentan ahora de la falta de preparación, ya que afirman que no se avisó a la población con suficiente antelación, algo que el NDRRMC ha negado alegando que las autoridades locales fueron avisadas con suficiente tiempo para que pusieran en marcha planes de pre-evacuación. Los primeros boletines sobre la tormenta fueron emitidos el jueves a las 11 am y pronosticaban que la tormenta afectaría a las islas Filipinas el sábado o el domingo. Sin embargo, las precipitaciones comenzaron el viernes por la noche, sorprendiendo fuera de guardia a las poblaciones de varias provincias, no solo en Mindanao, sino también en varias islas en Bisayas Sur, donde se han registrado un número indeterminado de victimas. Entre otras causas que se apuntan como principales factores que contribuyeron al desenlace de la tragedia están el chabolismo incontrolado en zonas próximas a cauces fluviales y la desmedida deforestación que propicia las riadas y avalanchas de tierra.

AAAF organiza Rastrillo Benéfico

Logo AAAF
La AAAF (Asociación de Antiguas Alumnas de la Asunción de Filipinas en España) organiza un Rastrillo Benéfico Navideño durante los días sábado 10 y domingo 11 de Diciembre de 2011, desde las 11 horas a las 21 horas, en el Hotel Meliá Castilla (Salón Calatrava), Capitán Haya 43, 28020 Madrid.

Durante el Rastrillo se ofrecerán diferentes artículos para regalos de Navidad, ropa, juguetes, joyería, bisutería y artesanía. También se podrá disfrutar de la degustación de comidas típicas de Filipinas, además de vino español y bebidas variadas.

Luego tendrá lugar una rifa en la que se sortearán importantes regalos tales como almuerzos y cenas en buenos restaurantes, una estancia de relax en un hotel spa, etc. y un billete de ida y vuelta de España a Filipinas cortesía de Emirates Airlines.

El sábado, 10 de Diciembre, desde las 17,00 horas a las 20,00 horas, están programados entretenimientos para los niños presentes, y el domingo, 11 de Diciembre, desde las 12,00 horas a las 14,00 horas, la presencia de una RONDALLA filipina que va a dar un espectáculo de canciones filipinas.

Todo lo recaudado será destinado a la escolarización de niños marginados de Filipinas que la Asociación apadrina en el Colegio San Juan Nepomuceno, en Malibay, Manila, donde se hacen cargo de las becas que comprenden enseñanza, uniformes y manutención. La Asociación también participa en otros proyectos en Filipinas que incluyen envíos de ayuda urgente (comida, ropa, medicinas, etc.), y la reconstrucción de edificios de colegios destruidos por desastres naturales en Manila.

Entre España y Filipinas. Jose Rizal, escritor

La Biblioteca Nacional de España acoge la exposición "Entre España y Filipinas. Jose Rizal, escritor", organizada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, con la colaboración de la Biblioteca Nacional de España y comisariada por Dª. Mª. Dolores Elizalde, investigadora científica en el Instituto de Historia del CSIC.

La muestra que coincide con el 150 aniversario de Jose Rizal, se encuadra dentro del programa del Tricentenario de la BNE.

José Rizal (1861-1896), conocido como "Pepe" por sus parientes y amigos, comenzó a ser instruido por su madre, Teodora Alonzo, quien a su vez era hija de un ingeniero español. Tras recibir en 1877 su título de Bachiller en Artes por la Ateneo Municipal de Manila, Rizal continuó su educación en la misma institución con vistas a obtener el grado de topógrafo, agrimensor y asesor de propiedad fundiaria. Fue en la Universidad de Santo Tomás, gestionada por la orden dominica, donde inició su carrera en Filosofía y Letras, en la que entonces confluían estudios de Filosofía, Literatura, Filología, Latín y Humanidades.

Cuando supo que su madre se estaba quedando ciega, se inclinó por el estudio de la Oftalmología, comenzando sus cursos de medicina general en la citada institución dominica. A fin de cursar la ansiada especialidad, dejó Filipinas para estudiar en Europa. Su primer destino fue Madrid, en cuya Universidad Central de Madrid convalidó asignaturas de su universidad filipina, tanto de Medicina como de Filosofía y Letras, finalmente graduándose cum laude.

Investigador de historia y lingüística, destacó como políglota, llegando a hablar más de diez idiomas, que practicaba en sus numerosos viajes. Más allá de su dimensión política y social, Rizal fue un destacado literato en español, autor de dos famosas novelas, Noli Me Tangere y El Filibusterismo .También cultivó otros géneros como la poesía, el ensayo, artículos periodísticos, libros de viajes, etc..

El objetivo de esta muestra es profundizar en su faceta como escritor de las letras hispánicas, valorándole como un Galdós de los trópicos y contextualizándole en el ambiente intelectual de aquellas Filipinas ilustradas del siglo XIX. Con ese propósito, en la exposición se desarrollarán las siguientes áreas: El marco colonial, Memorias de juventud: los años de formación, Un mundo ilustrado, La sociedad de Rizal, Argumentos para un escritor y Mi último adiós. Revolución y ruptura.

Más información:
  • Página web de la Biblioteca Nacional de España:
    http://www.bne.es/es/Actividades/Proximaexpo/jrizal
  • Dirección:
    Sala Hipóstila de la Biblioteca Nacional de España, Madrid.
  • Fechas
    Desde el 30 de noviembre de 2011 al 12 de febrero de 2012.
  • Wikisource contiene obras originales de José Rizal.

El Río Subterráneo de Palawan declarado una de las Siete Maravillas del Mundo Natural

Cueva a la entrada del Río Subterráneo de Puerto Princesa
El Río Subterráneo de Puerto Princesa, en Palawan, ha sido declarado como una de las Siete Maravillas del Mundo Natural según el primer conteo provisional dado a conocer por la organización New7Wonders, que recogió el voto por Internet de más de 1.000 millones de personas, aunque también advirtió que es posible que haya algunos cambios, dependiendo de la verificación y validación de los votos emitidos.

El Río Subterráneo de Puerto Princesa, que cuenta con 8.2 kilómetros navegables, atraviesa una cueva de grandes dimensiones donde existen gigantescas formaciones de estalactitas y estalagmitas, así como otras cámaras de gran tamaño, para acabar desembocando directamente en el Mar de China Meridional. Pertenece al Parque Nacional del Río Subterráneo de Puerto Princesa, 5,753 hectáreas de parajes naturales entre las que se pueden diferenciar hasta once ecosistemas distintos que abarcan desde una selva tropical húmeda de montaña, hasta paisajes de arrecifes, pasando por algunos de los bosques más importantes de toda Asia tropical. También existen numerosos animales endémicos en peligro de extinción, como variedades de faisán, murciélagos zorro, nutrias, pandas enanos, arañas látigo, tortugas carey, civetas o tejones.

Se cree que el río se formó hace unos 30 millones de años, y aunque se conocía su existencia desde hacía varios siglos, no fue hasta 1971 cuando el lugar comenzó a abrir las puertas al turismo, dándose a conocer en principio como Río Subterráneo de "St. Paul”, para acabar siendo renombrado en 1992 como se le conoce actualmente. El 4 de diciembre de 1999 la UNESCO declaró al Río Subterráneo de Puerto Princesa como Patrimonio de la Humanidad, y hasta el descubrimiento en 2007 de otro río subterráneo en la península de Yucatán, en México, este río ostentaba el récord de ser el más largo del mundo.

Los otros seis candidatos provisionales a ser una de las Siete Maravillas del Mundo Natural son la Montaña de la Mesa, en Sudáfrica, Las Cataratas del Iguazú, en los límites entre Argentina, Brasil y Paraguay, la Selva Amazónica, que abarca territorios de 8 países diferentes en América del Sur (Brasil, Perú, Colombia, Bolivia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Suriname, y Venezuela), la Bahía de Ha-Long, en Vietnam, la Isla Jeju, en Corea del Sur y el Parque Nacional de Komodo, en Indonesia.

El gobierno filipino lanzó una gran campaña promocional para animar al pueblo filipino a participar en la votación, con muchos personajes famosos como el propio presidente Benigno Aquino o el cantante Noel Cabangon ayudando en los esfuerzos. Además, numerosos gobiernos locales organizaron votaciones sincronizadas, conciertos musicales, y visitas a colegios para conseguir que el mayor numero de ciudadanos se decidieran a votar.

Entrevista con Emilio Aguinaldo en Blanco y Negro

A continuación reproducimos un extracto de la entrevista que mantuvo Luis María Anson con Emilio Aguinaldo, primer presidente de la República Filipina, y que fue publicada por la revista Blanco y Negro de Madrid el 15 de Febrero de 1964.

La entrevista al completo puede ser descargada desde la hemeroteca del periódico ABC a través del siguiente enlace:
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/blanco.y.negro/1964/02/15/044.html

El general Emilio Aguinaldo es considerado como uno de los principales artífices de la Revolución filipina, cuya independencia proclamó el mismo en Kawit en 1898. La nobleza demostrada en el campo de batalla luchando contra las tropas españolas motivó que el general Primo de Rivera le calificara como "bravo y leal adversario en la guerra, noble y fiel amigo en la paz", y que la reina María Cristina le concediera la más alta distinción de la Cruz Roja Española.

Me acerqué con emoción al balcón desde el que Emilio Aguinaldo proclamó la independencia de Filipinas en 1898. Sesenta y cuatro años después, el mismo protagonista de aquel acto me abrió las persianas y me invitó a pasar.

En la calle principal de Kawit, hoy carretera general, está la casa-palacio-museo del general Aguinaldo. Es una vieja mansión colonial emborrachada de bellísimas maderas nobles. Suelos de madera, techos y artesonados de madera, paredes de madera, grandes mesas y muebles de extraordinaria, de increíble madera tropical. Al salón principal, en el que está el balcón histórico de los dos cañones, da, por un lado, el amplio comedor y, por el otro, el dormitorio. En esas mesas se fraguó una buena parte de la revolución filipina y se celebraron los primeros Consejos de Ministros. Las paredes se encuentran materialmente cubiertas de fotografías y recuerdos históricos. Entre ellas —algunas curiosísimas— vi una del Rey Alfonso XIII y otra del general Primo de Rivera, al que Aguinaldo admiró muchísimo, con esta emocionada dedicatoria: «Al general Aguinaldo, bravo y leal adversario en la guerra, noble y fiel amigo en la paz.»

Cuando yo le vi tenía noventa y tres años. Sólo viviría un año y unos meses más. Era un hombre pequeñito, casi momificado, de andar vacilante y de manos expresivas y muy vivas. Llevaba grandes galas que parecían extrañas en la cara. El pelo blanco y abundante. Hundidas las mejillas hasta acusar los pómulos. Los ojos diminutos, casi ciegos, pero todavía, a veces, con brillos de energía. Una pequeña figura oriental, en fin, entrañable, sencilla sin exceso, dignísima en todo momento.

Me recibió Aguinaldo con estas palabras:
—Ah, cuánto me alegro de que haya venido. Yo quería que viniera un escritor español. Yo quería, yo quería, yo quería, nunca viene nadie a verme. Vino Salvador de Madarieta (sic). Pero yo quería un escritor de España.
Me invitó a sentarme. Iba cubierto con con una bata oriental de calor rojo, demasiado vivo. El aire acondicionado nos separaba del calor abrasador. Tomé asiento junto a él. A un lado estaba la cama donde su mujer, María Agoncillo de Aguinaldo se reponía de una pequeña enfermedad, cuidada con atenciones de enamorado por su marido. La pareja tenía algo de infantil que enternecía.

Hablamos un rato de España. Aguinaldo se expresaba en un perfecto castellano. Nunca además aprendió Inglés, lo cual resulta inverosímil en la Filipinas actual, donde uno sólo se puede entender en tagalo o en Inglés. Yo le enseñé unos ejemplares de "ABC" que él tomó pausadamente, con una veneración. que me sorprendió.
—La Madre Patria— dijo, y yo sentí un nudo en la garganta—. La Madre España. Después de a Filipinas yo amo a la Madre España y querría ir algún día a ella ... Los norteamericanos nos traicionaron, nos traicionaron, nos traicionaron, ...

Se calló de golpe y brillaron sus ojos. Cambió entonces el tono de voz:
—Teniente—me dijo, de pronto—. ¿se acordará de enviarme cuando vuelva a España, un libro de Fite sobre la Revolución filipina?
Si, mi general—le dije, un poco sorprendido.
Pasaba el anciano estadista de momentos de lucidez plena a momentos de chochera. Al referirse a la época revolucionaria recordaba hechos y fechas con una precisión. asombrosa. De 1940 a nuestros días todo era confusión en la cabeza del general. De pronto me di cuenta, casi física, de que me hablaba un pedazo de Historia viva.

Durante una hora, Emilio Aguinaldo contestó a mi curiosidad sin titubear en un nombre o en un dato. ¿Cómo era Rizal, el gran poeta, iniciador de la revolución contra España? ¿Y el doctor Sun Yat-sen, padre de la República china al que Aguinaldo conoció en su casa de Macao, que yo acababa de visitar unos días atrás? ¿Y la emperatriz Tse-Hsi, la de la guerra de los boxer y los "55 días de Pekín"? ¿Y el emperador del Japón, el Hijo del Sol, oculto tras su cortina de crisantemos y distancias?

Entonces yo le hice da pregunta inevitable:
—¿Y los héroes de Baler? ¿Y los últimos de Filipinas?
Aguinaldo se levantó entonces con una gran lucidez en la mirada. Buscó con sus manos vivaces unos papeles y con voz temblorosa leyó este párrafo:
«Habiéndose hecho acreedores a la admiración del mundo las fuerzas españolas que guarnecían, el destacamento de Baler, por el valor, constancia y heroísmo con que aquel puñado de hombres aislados y sin esperanza de auxilio alguno, han defendido su bandera por espacio de un año, realizando una epopeya tan gloriosa y tan propia del legendario valor de los hijos del Cid y de Pelayo; rindiendo culto a las virtudes militares e interpretando los sentimientos del Ejército de esta República, que bizarramente les ha combatido, a propuesta de mi secretario de Guerra y de acuerdo con mi Consejo de Gobierno, vengo en disponer lo siguiente: Artículo uno. Los individuos de que se componen las citadas fuerzas no serán considerados como prisioneros, sino como amigos, y, en consecuencia, se les proveerá por la Capitanía General de los pases necesarios para que puedan regresar a su país.
Dado en Tarlak, en 30 de junio de 1899.
El presidente de la República, Emilio Aguinaldo.
El secretario de Guerra, Ambrosio Flores.»
Escuché en silencio la lectura de esta orden, leída con orgullo sesenta y tres años después por el mismo que la firmó. Un documento tal vez único, por su caballerosidad e hidalguía, en la Historia contemporánea.

—La reina doña María Cristina, en nombre de Alfonso XIII —añadió Aguinaldo con los ojos brillantes—, me concedió la más alta distinción de la Cruz Roja española. Y volviéndose al escritor yugoslavo Ante Radaic, dijo textualmente: --Siempre he guardado un gran cariño hacia la Madre España y en los días de la guerra siempre ordenaba a mis soldados que tuvieran un gran respeto a la santa bandera española. Siempre he querido y sigo queriendo a la Madre España como a mi propia madre. Cuando yo hablaba así de España durante la Revolución, mis soldados y oficiales me lo reprochaban. Nunca he permitido maltratar a los españoles. A los prisioneros sanos los mandaba a España y a los enfermos les curaba en los hospitales.

Decreto de Aguinaldo últimos soldados españoles en Filipinas

Otra entrevista con Emilio Aguinaldo realizada por Guillermo Gómez Rivera en 1958 puede ser leída en el siguiente enlace:
http://semanario-filipinas.blogspot.com/2010/12/entrevista-con-emilio-aguinaldo-y.html

Los UST Singers actúan en España

UST Singers en Madrid
Los UST Singers han realizado una serie de conciertos por diversos lugares en España con motivo de la conmemoración del 4º Centenario de la fundación de la Universidad más antigua de Asia, la Pontificia de Santo Tomás de Manila, y coincidiendo con su 21ª gira internacional que se desarrolla del 19 de septiembre al 21 de noviembre de 2011.

Tras inaugurar la actuación de gala en la UNESCO en París los UST Singers viajaron a Barcelona, donde el 27 de septiembre actuaron en la Iglesia de San Agustín, para después dirigirse a Sant Quirze del Vallès, donde vienen siendo huéspedes habituales desde 2002.

Carrión de los Condes en Palencia, pueblo natal del Padre Dominico Miguel de Benavides, fundador de la Universidad de Santo Tomás, fue su siguiente etapa, y allí dieron comienzo a los actos oficiales de conmemoración de los 400 años de la fundación de la Universidad Tomasina en el teatro Sarabia, que registró un lleno total de público.

Tras pasar por Segovia, el Domingo 2 de Octubre 2011 actuaron ante cerca de 500 personas en la Basilica Parroquia de la Virgen Milagrosa de Madrid en un concierto organizado por la Universidad de Santo Tomás y la Asociación de Alumnos de Madrid capítulo (USTAA), en coordinación con la Embajada de Filipinas en Madrid. Entre el público asistente se encontraban miembros del cuerpo diplomático, el clero y miembros de la comunidad filipina. El director del Coro, Fidel G. Calalang, aseguró que el concierto en Madrid había sido el que había recibido un mayor número de espectadores de todos los que se habían celebrado durante la gira de conciertos europeos de este año.

El embajador de Filipinas en España Carlos Salinas, quien también es un ex-alumno de la Universidad Pontificia, pronunció un discurso en el que agradeció a los cantantes la inclusión de España en su gira por Europa y felicitó al grupo por sus muchos éxitos que tanto honor y orgullo ha proporcionado a los filipinos en todo el mundo.






Compuesto por alumnos y ex-alumnos de distintas facultades de la Universidad de Santo Tomás, el repertorio de los UST Singers abarca todo tipo de música coral, desde música religiosa antigua y ópera, hasta versiones de canciones modernas. Ademas les gusta crear versiones de canciones populares en los países que visitan, como de las españolas "El Bodeguero" o "Eres Tú".

Entre los galardones obtenidos por los UST Singers se encuentra el de «Mejor Coro del Mundo», conseguido en dos ocasiones. En 2010 ganaron también el Festival Internacional de Música de Cantonigròs y el Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía de Torrevieja.

España dona a Filipinas 1.800 millones de Pesos cada año

El embajador de España en Filipinas, Jorge Domecq, ha realizado el acto de entrega de un centro para el tratamiento de residuos sólidos situado en un área de 21 hectáreas en la ciudad de Legazpi, en la Región de Bicol, a unos 360 kilómetros al sureste de Manila.

Con esta infraestructura Legazpi se convierte en la primera ciudad con el calificativo de "cero residuos", no sólo en la región de Bicol, sino en todo el país, como parte de un proyecto innovador que se pretende implantar en todas las provincias en línea con la aplicación de la Ley ecológica de 2000, también conocida como RA 9003, que legisla el manejo de residuos sólidos.

La construcción de estas instalaciones han supuesto un costo total de 101 millones de Pesos que el gobierno español ha donado a Filipinas a través de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), con el objetivo de aliviar el problema de eliminación de residuos y ayudar a minimizar los efectos adversos del calentamiento global provocados por el cambio climático.

El proyecto había sido comenzado el 25 de noviembre de 2008 durante la incumbencia del anterior embajador español Luis Arias. En el discurso inaugural del centro, el actual embajador destacó como durante los dos últimos años, la AECID y el gobierno municipal han estado trabajando juntos para proporcionar un medio ambiente más limpio y más seguro al pueblo de Legazpi:
"Inicialmente compartimos el mismo deseo de construir un centro para el tratamiento de residuos sólidos que se convirtiera en un modelo para otras administraciones locales en  Filipinas. Ahora lo dejamos en sus manos para que lo puedan operar de una manera eficiente y sostenible y para que otros municipios y ciudades del país que lo deseen puedan imitar su experiencia.

Hoy quiero también destacar el extraordinario compromiso de la alcaldesa de la ciudad Geraldine Rosal y del administrador publico Noel Rosal. Su firme determinación han hecho de este proyecto una realidad. Estamos tan orgullosos de su trabajo como de la construcción de estas instalaciones y esperamos que les ayudará a mantener un entorno con mejores condiciones de vida para las generaciones presentes y futuras de Legazpeños

España considera a Filipinas un socio muy cercano y especial. Nuestros países comparten una historia común y muchos valores culturales y la ciudad de Legazpi ofrece un ejemplo de la excelente relación bilateral que España y Filipinas disfrutan", dijo Domecq .

Por su parte Geraldine Rosal se ha expresado en español durante el discurso en el cual recalcó como este proyecto refuerza los fuertes lazos que unen a los dos pueblos.
“Hoy tenemos razones para celebrar este proyecto especial que estamos inaugurando y que expresa los fuertes lazos que unen a esta ciudad con España."

Además, durante el mismo acto el gobierno español entregó 17.5 millones de Pesos a los alcaldes de las ciudades de Tabaco y Tiwi en Albay, e Iriga, San Andrés y San Miguel en Catanduanes, para otros proyectos relacionados con el medio ambiente y programas sanitarios.

El embajador destacó como durante los últimos cinco años España ha donado a Filipinas una media de 1.800 millones de Pesos anuales en subvenciones. Entre otros muchos proyectos de desarrollo acometidos figuran programas como la lucha contra la pobreza en zonas rurales y urbanas de la isla de Luzon y Mindanao, la mejora del sector agrario productivo en Mindanao, facilitar el acceso y abastecimiento de agua potable en diversas áreas, ayudas a la rehabilitación y modernización de hospitales, ayudas a la construcción de escuelas y a programas de formación para maestros y estudiantes, ayudas para mejorar la calidad de vida y acceso a los servicios de víctimas de la violencia de género, o la construcción del centro de evacuación de Guinobatan, que ofrecerá protección a 2.475 familias en caso de que entre de nuevo en erupción el Mayon, uno de los volcanes más activos de Filipinas que en 1814, enterró a una ciudad entera, sepultando a unas 1.200 personas.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), es el órgano de gestión de la política española de cooperación internacional para el desarrollo, y su mision es el fomento, la gestión y la ejecución de las políticas públicas de cooperación internacional para el desarrollo, dirigidas a la lucha contra la pobreza y la consecución de un desarrollo humano sostenible en los países en desarrollo, particularmente los recogidos en el Plan Director en vigor cada cuatro años.La lucha contra la pobreza es el objetivo final de la política española de cooperación internacional para el desarrollo. Esta, es parte de la acción exterior del Estado y está basada en una concepción interdependiente y solidaria de la sociedad internacional.

La Declaración del Milenio y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) configuran una agenda y metodología común en la lucha contra la pobreza, por lo que son el principal referente de la política española de cooperación internacional.

Para más información pueden descargar el folleto de la AECID en el siguiente enlace
Folleto informativo de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)


Presidente de Filipinas visita China

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino III, a la cabeza de una enorme comitiva de aproximadamente 300 personas, ha realizado su primera visita a China desde que asumió el cargo y también su primera visita extranjera fuera de los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Aquino aprovechó la ocasión para pedir disculpas por haber tardado tanto en visitar China y señaló que su viaje constituye una oportunidad para que ambas partes "amplíen y profundicen los vínculos bilaterales y la amistad que han existido durante siglos entre los dos pueblos".

Durante la visita, Aquino, quien asistió a un Foro sobre cooperación económica bilateral.en la capital china, para después desplazarse a Shanghai y la provincia suroriental de Fujian, dijo que su gira tiene el objetivo de beneficiar a los dos pueblos mediante la cooperación bilateral y las relaciones en todos los terrenos, a pesar de los altibajos de las relaciones chino-filipinas debido a la reciente crisis de las Spratley.

Históricamente, la relación entre los dos países data de hace muchos siglos. Desde la dinastía Tang comerciantes chinos se dirigieron a las islas para intercambiar productos. Durante la época colonial española el auge del comercio provocó que muchos chinos se establecieran en Filipinas, se convirtieran al catolicismo, contrajeran matrimonio y se mezclaran con la sociedad local. Es cierto que las relaciones entre ambos pueblos no fueron siempre un camino de rosas, como lo atestiguan las revueltas en Manila del siglo XVII, las incursionas de piratas chinos como Limahong o Koxinga que arrasaron numerosas localidades costeras de Filipinas, o el rechazo de las propias autoridades chinas por sus nacionales emigrados a Filipinas, a quienes llamaban "desertores de las tumbas de sus antepasados", pero en general a lo largo de la historia, la comunidad china fue una de las que más aportó al desarrollo socio-económico de Filipinas.

En el siglo XX, tras la Segunda Guerra Mundial, la relación entre los dos países se vio obstaculizada a raíz de la Guerra Fría hasta 1975, cuando se reanudó el trato diplomático y las relaciones bilaterales se desarrollaron a un gran ritmo. Especialmente durante la presidencia de la madre de Benigno Aquino III, Corazón Aquino, las relaciones entre ambos países consiguieron un progreso considerable.

Actualmente, los chinos-filipinos representan alrededor del 10% de la población de Filipinas, y aunque no se conoce con certeza el porcentaje de filipinos que puedan tener algún grado de ascendencia china, su presencia juega sin duda un papel muy importante en la vida económica y social del país. Con la entrada del siglo XXI, las relaciones bilaterales han experimentado un gran impulso. En la actualidad, China es el tercer socio comercial de Filipinas, y tan sólo en 2010, el volumen del comercio entre ambos países alcanzó los 27.700 millones de dólares estadounidenses.

En lo referente a las disputas por las Islas Spratley, el presidente Aquino apuntó durante la visita que "hasta los matrimonios de 50 años también deben continuar conociéndose", abriendo de esta manera las puertas a una resolución pacifica y que tenga en cuenta los intereses comerciales de ambos países. En ese mismo sentido se expresó el máximo legislador chino Wu Bangguo y el primer ministro chino Wen Jiabao durante sus reuniones respectivas con el presidente filipino en Pekín, aunque todos los analistas políticos coinciden en apuntar que es muy improbable que la disputa territorial pueda haber sido resuelta en una sola visita de Estado.

Tras la visita de cinco días a China, Aquino regresó finalmente a Manila el sábado por la noche, anunciando un gran número de acuerdos de cooperación cuyo monto total podría alcanzar los 11.000 millones de dolares. Entre ellos se encuentran importantes obras de infraestructura como la construcción de la linea ferroviaria entre el aeropuerto internacional de Clark y el distrito financiero de Makati.

Las Aves de Rapiña

Foto de Dean_Conant_Worcester
A continuación reproducimos el editorial "Las Aves de Rapiña", escrito por Fidel A. Reyes, redactor-jefe de El Renacimiento el 30 de Octubre de 1908, que provocó la querella de Dean Conant Worcester y el posterior cierre del periódico.

En la extensión del globo, unos han nacido para comer y devorar, y otros para ser comidos y devorados. Una y otra vez, estos últimos se han agitado, tratando de rebelarse contra un orden de cosas en que son presa y pasto para la veracidad insaciable de los primeros. Alguna vez han tenido suerte ahuyentando lejos a los comedores y devoradores, pera en la mayor parte de las veces, no se ha conseguido más que un cambio de nombre o de plumaje. 

En todas las esferas de la creación, la situación es la misma, la relación entre unos y otros es la que dictan el apetito y la fuerza para saciarlo a costa del prójimo. Entre los hombres, es facilísimo observar el desarrollo de este  fenómeno diario. Y por alguna razón psicológica los pueblos que se creen poderosos han tomado por emblema las criaturas más fieras y más dañinas: ora es el león, ora el águila, [ora] la serpiente. Unos lo han hecho por un secreto impulso  de afinidad, otros por efecto de una simulación, de variedades infatuadas aparentando lo que no son ni puede ser jamás.

El aguila, simbolizando libertad y fuerza, es el ave que ha encontrado más adepto. Y los hombres, colectivos e individualmente han querido copiar e imitar el ave más rapaz, para triunfar en el saqueo de sus semejantes. Hay hombres que además de ser águilas, reúnen en sí las características del buitre, del buho y del vampiro. Subiendo a las montañas de Benguet para clasificar y medir cráneos de igorrotes y estudiarlos y civilizarlos y sorprender al vuelo, con ojo de ave de rapiña, donde se encuentran los grandes yacimientos del oro, la presa oculta entre los montes solitarios, para apropiárselos después, gracias a esto a facilidades legales hechas y deshechas al anteojo, para siempre en beneficio propio.

Autorizando a despecho de leyes y ordenanzas una matanza ilegal de ganado enferma, para sacar beneficio de la  carne infecta y podrida que él mismo estaba obligada a condenar en virtud de su posición oficial. Presentándose en todas las ocasiones con el ceño fruncido del sabio que consume su vida en los misterios del laboratorio de ciencia, cuando toda su labor científica se reduce a desecar insectos e importar huevas de peces como si los peces de este país fueran menos nutritivos y menos ricos, de tal como que valiera la pena de sustituirlos con especies venidas de otros climas. 

Dando un impulso admirable al  descubrimiento de veneros de riqueza en Mindoro, en Mindanao y demás puntos vírgenes del Archipiélago con el dinero del pueblo y con el pretexto de bien público, cuando en rigor se trata de pescar todos los datos y la clave de la riqueza nacional en provecho personalísimo como se demuestra por la adquisición de inmensas propiedades registradas con nombres ajenos. Promoviendo por medio de agentes y consocios secretos la venta a la ciudad de terrenos sin valor por cantidades fabulosas que los padres de la ciudad no se atreven a rehusar por el temor de disgustar a quien va detrás de la moción, y que no rehúsan por lo que les conviene. Patrocinando la concesión de hoteles en sitios terraplenados con la perspectiva de enormes utilidades, a expensa de la sangre del país.

Tales son las características del hombre que es a la vez águila que sorprende y devora, buitre que se solaza en las carnes muertas y putréficas bajo aparente omnisciencia petulante y vampiro que chupa en silencio la sangre de la víctima hasta dejarla exangüe.

Estas aves de rapiña son las que triunfan. Su vuelo y su dirección jamás se ven detenidas. ¿Quién los detendrá? Unos participan del botín y del saqueo. Otros son tan débiles para levantar la voz de protesta. Y otros mueren en desconsoladora destrucción de sus  propias energías y intereses. 

Y entonces surge terrorífica, la leyenda inmortal: MANE, TECEL, PHARES.

La Union Africana declara al español como idioma oficial

Logotipo de la Unión Africana
La 17ª Cumbre de la Unión Africana (UA), ha proclamado al español como idioma oficial, sumándose así al árabe, el francés, el inglés, el portugués, y el suajili.

Guinea Ecuatorial ha albergado la Cumbre por primera vez en su historia, recibiendo a la mayor parte de los Jefes de Estado y de Gobierno del continente africano que se reunieron en la ciudad de Sipopo, donde trabajaron conjuntamente durante el tiempo que duró la reunión.

Fue el mismo Guinea Ecuatorial el país que impulsó el reconocimiento oficial africano del idioma español. El ministro ecuato-guineano, Santiago Nsboeya, ya había empleado con anterioridad el argumento de la importancia de la lengua española como instrumento de comunicación internacional, defendiendo la idea de que “si África quiere encontrar su sitio en el mundo global, no puede olvidar una lengua que es una de las más habladas del planeta”.

Una vez en la Cumbre, el Presidente Obiang Nguema Mbasogo anunció oficialmente que “en esta conferencia, la delegación de Guinea Ecuatorial ha pedido que el español sea reconocido como idioma oficial, y todos los países miembros de la Unión han aceptado. Por tanto, después de esta conferencia, el español pasará a ser idioma oficial de la Unión Africana”. La decisión fue calificada como un “éxito clamoroso” de la diplomacia de Guinea Ecuatorial.




La Unión Africana (UA), es una organización supranacional de ámbito africano dedicada a promover la integración político-económica africana y a reforzar la cooperación entre sus estados miembros. Marruecos es el único país del continente que se mantiene fuera de la Unión Africana, debido al reconocimiento de la independencia de la República Árabe Saharaui Democrática por parte del organismo, mientras que Marruecos reivindica la ex-colonia española como parte de su territorio.

En África el español es el idioma oficial de Guinea Ecuatorial. También es oficial en las ciudades españolas en África del Norte (Ceuta y Melilla) y en las Islas Canarias. Además, en Tinduf, Argelia, hay unos 200.000 refugiados que hablan y escriben en español debido a su antigua pertenencia a la ex-colonia española del Sahara Occidental y a que han recibido educación universitaria ofrecida por Cuba y España.

Otros lugares donde el español tiene una fuerte presencia en África son el norte de Marruecos, Túnez y Argelia, donde es muy popular como segunda lengua, y en Luena, Angola, debido a la extendida presencia del ejército cubano y su similitud con el idioma portugués. También en Sudan del Sur hay una importante élite intelectual y profesional, que fue formada en Cuba y que habla español. Además recientemente la ciudad gabonesa de Cocobeach, que se hizo bi-nacional mediante común acuerdo con Guinea Ecuatorial, ha otorgado estatus de oficialidad a la lengua española.

El castellano, único idioma nacional

Pepe Alas ha publicado en su blog Alas Filipinas un interesante articulo de Irureta Goyena titulado "El Castellano, Único Idioma Nacional", en el que el Señor Goyena, abogado, poeta y ensayista filipino argumentaba en 1917 por qué el español debía ser el único idioma nacional de Filipinas.

Tirso de Irrureta Goyena, quien puede ser visto en la fotografía de la derecha que fue tomada por su nieto, Alex Waterhouse-Hayward, en una curiosa  escena en la que aparece conducido por su chófer japonés (al parecer en aquella época los japoneses trabajaban al servicio de los filipinos), fue nombrado como correspondiente de la Real Academia Española de Filipinas en 1915. Escribió entre otros el libro "Por el Idioma y Cultura Hispanos", al que pertenece el capitulo que reproducimos a continuación.

Algunos opinan, al parecer, por la dualidad de idiomas en nuestro país, sosteniendo que ambos á dos, el castellano y el inglés, pueden constituir á la vez los idiomas nacionales de Filipinas. El idioma castellano es el idioma de un pasado de tres siglos, el idioma de las tres primeras centurias de civilización europea en el país, el idioma de epopeya y de los patriotas de la época revolucionaria. El inglés es el idioma del presente, de la nueva nación dominadora fuerte y jovén, y es la lengua, al mismo tiempo, más difundida en el Extremo Oriente, con cuyos países sostendrá Filipinas en lo futuro sus más íntimas relaciones comerciales y políticas. Ambos deben, por consiguiente, conservarse; ambos deben ser, en fin, los idiomas nacionales de la futura república filipina.

Somos los primeros en sostener que no laboramos contra el idioma inglés. Somos partidarios, consiguientemente, de la convivencia amistosa en el país de ambos idiomas. Sostenemos que el inglés no solo debe conservarse, sino que su conocimiento debe seguir siendo objeto de difusión. Pero entendemos que el castellano, ha sido, es y deberá ser el único idioma nacional de Filipinas.

Es indudable que si los filipinos pudieran poseer ambos idiomas á la perfección, sería esto lo más ventajoso para sus intereses. Pero el poseer, dominándolos, dos idiomas á la vez, y dos idiomas de léxico tan rico y tan variado como el inglés y el castellano, es cosa imposible para un pueblo en general, para una colectividad compleja y numerosa, como es toda una sociedad nacional, como es en este caso el país filipino. El poseer á la perfección dos idiomas á la vez es privilegio reservado á ciertos y determinados indivíduos dotados de especiales aptitudes filológicas. Y si extremamos las cosas, notaremos que aún aquellas personas que pasan por conocedoras de dos idiomas diferentes, dominan más uno que otro, y que, salvo rarísimas excepciones de inteligencias muy privilegiadas, no obstante poseer dos idiomas, piensan y sienten en uno de ellos exclusivamente, realizando una traducción mental de sus ideas y pensamientos de un idioma á otro.

Y ese idioma en que piensen y sienten las personas poseedoras de dos idiomas distintos, será su verdadero idioma propio, y no aquel en que exprese sus ideas y sentimientos después de haberlos traducido en su interior del idioma que brotó espontáneamente de su corazón ó de su inteligencia. Y ese idioma en que se pinesa ó se siente, cuando se refiere á todo un pueblo, ó á una gran parte del mismo, es su verdadero idioma nacional. Y es indudable que infinidad de filipinos piensan y sienten en castellano, y piensan y sienten de tal manera en este idioma, que mejor expresan en él los estados diversos de su alma que en cualquiera de los idiomas nativos.

La mejor demostración de este aserto la tenemos en nuestro insigne Rizal. En medio de las penalidades y sufrimientos de una cárcel, teniendo de cara á la muerte y bajo la tremenda exaltación patriótica de sus últimos momentos gloriosos, cogió la pluma para entonar un canto de despedida á su patria, es decir, á su madre, á nuestra madre común, su adorada Filipinas, y aquel sublime corazón habló en emocionantes é inspiradísimas estrofas castellanas.

Pero se dirá: ¿no tiene Suiza tres idiomas nacionales? ¿no tienen dos Bélgica, el Canadá y la Confederación sud-africana? ¿Por qué no ha de poder tenerlos Filipinas? Y nosotros contestaremos diciendo que esto es no tener en cuenta en absoluto la forma y las circunstancias bajo las cuales Suiza, Bélgica, el Canadá y la Unión del África del Sur tienen varios idiomas nacionales.

En primer lugar, no existen en ninguno de esos países varios idiomas nacionales, sino que los que existen son varios idiomas oficiales, idiomas á los cuales se les ha dado carácter oficial, por ser los idiomas de nacionalidades distintas existentes dentro del mismo Estado. En la república de Suiza hay una mayoría de cantones alemanes, esto es, cantones de raza alemana, de costumbres alemanas y de idioma alemán, varios cantones franceses, ó sea, cantones de raza, costumbres é idioma francés; y un cantón de raza, costumbres é idioma italianos. No es, por consiguiente, que en Suiza todos los suizos hablen indistintamente los tres idiomas. Sino que hay suizos que poseen el alemán como único idioma nacional y lo utilizan exclusivamente, otros el francés, y otros el italiano. Claro está que esa proximidad y convivencia hace que muchos suizos alemanes hablen el francés, y muchos franceses alemanes el alemán. Pero lo hablan como uno cualquiera de nosotros hablaría el ruso ó el japonés, esto es, no como un idioma nacional, no como un idioma propio, sino como un idioma extraño adquirido por el estudio y por la práctica continuos.

Lo mismo ocurre en el Canadá. En el Canadá hay un Departamento ó Estado, el de Quebec, cuyos habitantes son, en su mayoría, descendientes de los antiguos colonos franceses, y que hablan consiguientemente el francés como idioma nacional. Y en los restantes Estados del Dominio, puede decirse que su mayoría están constituidos por colonos de raza inglesa, y que tienen, por lo tanto, al inglés por idioma propio. Más, como no podía evitarse que de hecho algunos colonos franceses fuesen á establecerse á Estados de raza inglesa, ni que colonos ingleses fuesen á vivir al Estado de Quebec, por no inferir agravio á ninguno de los dos, se han declarado á ambos idiomas, el francés y el inglés, idiomas oficiales. Pero no puede decirse que ambos á dos, y para todos los canadienses, sean el inglés y el francés los idiomas nacionales.

En Filipinas no ocurre esto. Hay una minoría de filipinos, descendientes e individuos de raza española que tienen al castellano naturalmente como idioma propio y casi por decir único. Hay algunas localidades donde filipinos indígenas, de pura raza nativa, como Cavite, San Roque, Caridad, Zamboanga, y aún muchos de los que en Manila y en otras capitales importantes viven, que no poseen asimismo otro idioma que el castellano más ó menos adulterado. Fuera de estos focos, que si son una excepción, lo son á favor del castellano, tenemos una gran masa de origen homogéneo, el malayo, y no dos ó tres nacionalidades distintas como ocurre en Suiza, Bélgica, Austria ó el Canadá.

No hay que pensar, por consiguiente, que la gran masa de filipinos tenga dos idiomas nacionales, porque no tienen todos ellos más que una tradición, unas costumbres y son de una misma raza. No existen aquí para los efectos del idioma dos nacionalidades distintas, una situada, por ejemplo, en Luzón y otra en Bisayas; y los mestizos americanos son una minoría microscópica, en muchos de cuyos descendientes, se ve el curioso fenómeno de adoptar el castellano ó alguno de los idiomas nativos, dejando por completo el idioma inglés.

Si todo esto es absolutamente cierto, no cabe duda que podrá haber filipinos que hablen los dos idiomas, el inglés y el castellano, pero en uno de ellos solamente pensarán y sentirán, y ese será su verdadero idioma nacional. Y en verdad, quizás existan excepciones individuales, pero de los dos idiomas, aquel en el cual piensan y sienten los filipinos es el idioma castellano. En él pronuncian sus discursos los políticos; en él impresionan y agitan los oradores á las masas populares y proletarias; en él brindan y se expansionan las sociedades de recreo; en él cantan los poetas; en él luchan los periodistas, y en él hablan y escriben los hombres de ciencia del país. Y si el caudal científico y literario de Filipinas, no es, cierta y afortunadamente de hoy, sino que data de ayer, es innegable que la mayor parte de las obras científicas y literarias, y la prensa filipina, son obra de unos pocos de la generación de ayer, y de unos muchos de la generación de hoy, de la generación nueva, que expontáneamente sigue pensando y sintiendo en castellano, que es y deberá ser, por consiguiente, no el único idioma, en absoluto, pero sí el único lenguaje nacional de todos los filipinos.

Tirso de Irureta Goyena


Fuente:
ALAS FILIPINAS: El castellano, único idioma nacional

Novena edición del Día de la Amistad Hispano-Filipina

Logotipo del Día de la Amistad Hispano-Filipina
El pleno del Congreso de España conmemoró la novena edición del Día de la Amistad Hispano-Filipina, con una declaración institucional leída por el presidente de la Cámara, José Bono, antes de las votaciones de las resoluciones del debate de política general.

El documento leído por Bono rezó así:
"Un día como hoy de hace 112 años, el Presidente del Gobierno Revolucionario de Filipinas, General Emilio Aguinaldo, promulgó un decreto en el que se ensalzaba el valor de cincuenta y cuatro soldados españoles que se habían refugiado en la Iglesia de Baler por más de once meses demostrando un gran valor y lealtad. El Gobierno de Filipinas consideró a esos soldados amigos de Filipinas -y no prisioneros de guerra-, a la vez que se les concedió un salvoconducto para su regreso a España.

En recuerdo de este acontecimiento el Parlamento de Filipinas aprobó en 2002 una Ley que declara el 30 de junio de cada año como el "Día de la Amistad Hispano-Filipina" y por ello el Congreso de los Diputados quiere mostrar hoy, 30 de junio, su agradecimiento por la aprobación de la Ley y, especialmente, por la reintroducción en el sistema educativo de Filipinas de la lengua española, legado compartido desde hace casi cinco siglos.

A España y Filipinas les vincula un pasado común y tienen por delante un futuro común. España desea ser para Filipinas su puerta de entrada a Europa y a la Comunidad Iberoamericana. Y Filipinas ha de ser para España plataforma de proyección en el sudeste asiático. Con estos deseos el Congreso de los Diputados saluda al pueblo filipino y trasladada su aprecio a su pueblo a través de su embajador, presente en esta tribuna."

En la tribuna de invitados se encontraba el embajador de Filipinas en Madrid, Carlos Salinas, quien recibió el aplauso de toda la Cámara.




Otros de los actos conmemorativos de este día fue el partido de fútbol disputado en el terreno de juego del colegio San Agustín de Manila entre ‘La Roja de Manila’, formado por expatriados, en su mayoría españoles, y el ‘Corinthians FC’ de Pasig, que fue organizado por la Fundación Santiago y la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación en Filipinas. El encuentro fue presidido por Juan José Rocha, ex embajador de Filipinas en España y Jorge Domecq, actual embajador de España en Filipinas, quienes realizaron un saque de honor conjunto.

El Día de la Amistad Hispano Filipina se celebra cada 30 de Junio, fecha en la que el General Emilio Aguinaldo, presidente de la primera República Filipina, emitió una orden por la cuál se decretaba que los últimos soldados españoles que se habían atrincherado en la iglesia del pueblo de Baler, fueran tratados “no como enemigos, sino como amigos, y que recibieran la asistencia necesaria para su retorno a España”. Su celebración quedó establecida oficialmente en virtud de la Ley de la República Nº 9187 de 22 de julio de 2002,1 promovida con el objetivo de "conmemorar los vínculos culturales e históricos, la amistad y la cooperación entre Filipinas y España". En Filipinas es fiesta especial de carácter laborable a nivel nacional y fiesta especial no laborable en la provincia de Aurora.

Decreto de Aguinaldo últimos soldados españoles en Baler, Filipinas


Actualización a 8 de Agosto de 2011
El Senador filipino Edgardo Angara, en agradecimiento a la declaración institucional del Congreso español, ha pronunciado en el Senado de Filipinas un discurso titulado ’Enduring Ties’, que se podría traducir como "Lazos Duraderos":

Enduring Ties

Tercera edición del "Día E"


Ya están en marcha los preparativos para la tercera edición del Día del Español, también conocido como ‘Día E’, que se celebrará simultáneamente en la sede central del Instituto Cervantes de Madrid en España, y en las ciudades del mundo en las que existen delegaciones del Instituto.

El 'Día E' nació como una iniciativa del Instituto Cervantes para celebrar su mayoría de edad y a la vez difundir la cultura en español en los cinco continentes, con el objetivo de consolidar el sentimiento de compartir una lengua común. Se celebra desde el año 2009 cada sábado más próximo al solsticio de verano.

En esta tercera edición participan treinta personalidades de habla hispana de diferentes campos, como la ciencia, música, artes plásticas y visuales, medicina, literatura, artes culinarias, deporte, cine y teatro, moda, arquitectura…que han expresado lo que supone para ellos hablar español.





Por su parte, el Instituto Cervantes de Manila, situado en la calle Kalaw de Ermita, concentrará las actividades que sobre el ‘Día E’ se celebren en Filipinas el próximo 18 de junio en colaboración con la embajada de España en Filipinas, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), el Casino Español de Manila y la corporación filipina Light Rail Transit Authority (LRTA).

José Rodríguez, director del Instituto, ha declarado que el principal objetivo de estas celebraciones es poner de manifiesto la importancia que tiene el español como lengua internacional y vehículo de comunicación. En relación al programa de actividades del Día del Español, Rodríguez afirmó que “este año queremos hacer llegar esta fiesta cultural internacional a tantas personas como sea posible para mostrarles la amplia riqueza que el conocimiento de nuestro idioma conlleva”.

También se pretende conmemorar el aniversario del 150 del nacimiento de José Rizal mediante la lectura conjunta del poema ‘Mi último adiós’ escrito por Rizal en los días previos a su ejecución del 30 de diciembre de 1896.

Otras actividades del centro de Manila incluyen incluyen "El Juego del Español", "Lluvia de palabras", "Espacio Interactivo", pruebas gratuitas de diagnóstico de nivel, muestras de la gastronomía española, etc. La programación completa está disponible en el siguiente enlace: http://manila.cervantes.es/es/cultura_espanol/cultura_espanol.htm

Cartel Día E en el patio del Instituto Cervantes de Manila

Además, todas las actividades programadas en los centros Cervantes que estarán celebrando 'El Día E' por todo el mundo, serán retransmitido por Internet a través de la siguiente dirección:
http://www.eldiae.es/es/en-directo

Aquino encabeza celebraciones del Día de la Independencia

El presidente Benigno Aquino III encabezará la celebración del Día de la Independencia de Filipinas, que comienza con una ceremonia de izada de bandera en Cavite, donde el 12 de junio de 1898, las fuerzas revolucionarias filipinas bajo el General Emilio Aguinaldo proclamaron la soberanía e independencia de Filipinas de España, que había gobernado las islas durante más de tres siglos.

Tras la izada de bandera el Presidente Aquino mantendrá una recepción en el Salón Rizal de Malacañang, y a continuación se dirigirá al Parque Rizal donde tienen lugar el resto de las celebraciones y donde se espera que pronuncie un discurso.

El Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y mandatarios de diversos países europeos, asiáticos y americanos han enviado mensajes de felicitación al Presidente Aquino con motivo de las celebraciones. La secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton también había enviado previamente un mensaje "en nombre del Presidente y el pueblo de los Estados Unidos" por la celebración del 113 aniversario del Día de la Independencia, aunque lo cierto es que no fue hasta el final de la Segunda Guerra Mundial cuando la independencia fue otorgada por los Estados Unidos, que invadió el país bajo el pretexto de liberarlo, desmantelando la Primera Republica Filipina y ejerciendo una fuerte represión por más de cuatro décadas, durante las cuales se prohibió duramente la expresión de cualquier manifestación independentista.

Tras la concesión de independencia el 4 de Julio de 1946 mediante el tratado de Manila, el Día de la Independencia fue celebrado cada 4 de julio, hasta que en 1964 el presidente Diosdado Macapagal cambió la fecha al 12 de junio, que hasta aquel entonces había sido celebrado como "Día de la Bandera".




El Museo Ayala abre una exposición que revisa el "Guernica" de Picasso

El Museo Ayala en Makati ha inaugurado la muestra "El Guernica. Deconstrucción", que estará disponible hasta el próximo 7 de agosto, y durante la cual 25 artistas filipinos y 28 españoles reinterpretan porciones del cuadro de Pablo Picasso, ‘Guernica’, una de las obra más conocidas del pintor malagueño.

El "Guernica" fue pintado por Picasso durante los meses de mayo y junio de 1937, y su título alude al bombardeo de la localidad de Guernica por bombarderos alemanes e italianos, ocurrido el 26 de abril de dicho año, durante la Guerra Civil Española.

Una reproducción a tamaño natural de la imponente obra preside la sala de exposiciones mientras a ambos lados se ha creado un mosaico que combina los estilos de los artistas filipinos y españoles. En cuanto al propósito de ‘El Guernica. Deconstrucción’ los organizadores afirmaron que se trata “de un homenaje a Guernica, de un homenaje a la paz y al final de la violencia”, y esperaban que la idea permita implicar a museos e instituciones “con capacidad para esponsorizar el arte” y poder “llevar las pinturas filipinas fuera implicando a otros artistas en otros países”

César Caballero, pintor español afincado en Manila., expresó a la prensa asistente a la inauguración la necesidad que a su juicio Occidente tiene de trabajar con Oriente, área del mundo en el que ‘todo va más rápido’. Se mostró satisfecho de la vitalidad que ha apreciado en los movimientos artísticos y en lo que rodea al arte en cuatro o cinco años de experiencia como residente en Filipinas.
 
Dada la implicación de los pintores, los organizadores tratarán de dar continuidad a la idea en otros lugares y con otros artistas que deconstruyan a su modo la obra de Picasso, cuyo 75 aniversario se celebra en 2012.
Esta muestra continúa la idea iniciada hace un año con "El proyecto El Prado", diálogo con los maestros", en la que pintores filipinos y españoles ofrecían en Manila su particular visión de obras emblemáticas de El Greco, Velázquez, Zurbarán y Goya expuestas en la pinacoteca madrileña.

El caso de Rizal frente a los Dominicos españoles

Cualquiera que haya sido administrador o dueño de pisos, casas o tierras de alquilar, ha tropezado, ocasionalmente, con el problema usual entre dueños e inquilinos, que consiste en que el inquilino, por alguna razón personal, no pueda, o no quiera, pagar el canon, el alquiler o la renta contratada.

No es infrecuente tropezar con inquilinos que, tras favorecerles en casi todo lo que requieran dentro de lo posible, todavía se les haya ocurrido no pagar el alquiler contratado porque "usted es rico y yo soy pobre", o alguna razón banal por el estilo.

Hoy día, es costumbre en Filipina que tras un plazo de tres meses, los inquilinos que dejen de pagar el alquiler contratado, se les lleve al tribunal o a la Corte del Barangay. No han sido pocos demandados que luego cuestionan los titulos de propiedad del dueño además de preguntar si el administrador pagaba los debidos impuestos sobre la propiedad dada a alquilar cuando son ellos los que precisamente no pagan ningún impuesto.

Pero todo esto demuestra pura mala fe porque la intención es ver si salen con la suya. Hasta nuestros días y en casos de desahucio (ejection en inglés), hay inquilinos que acuden a la citada fórmula de defenderse recurriendo a la banalidad del "to cuestion the ownership of the property" (cuestionar la titularización de la propiedad). Esta táctica, desde luego consigue alargar el juicio. Mediante este truco, el inquilino delincuente retiene la posesión y el control sobre la propiedad o el inmueble alquilado o arrendado.

Magnánimos fueron los Dominicos en regalarles a los Rizal cinco años de explotación libre de las 500 u 800 hectáreas que se les dio como aparceros de la hacienda de Calamba. Eran cinco años libres “de todo canon o pago de arriendo".

Un análisis de este caso agrario puede ponerle a José Rizal en una situación negativa. Pues, cuestionar la propiedad de los dueños que favorecieron a su familia, y a él personalmente, de forma injusta, no está del todo bien. Y este caso legal arroja una sombra negra sobre el carácter de José Rizal, o si quieren, sobre el de su hermano Paciano. Es por esas tierras dominicas de Calamba por las que José Rizal pudo educarse en los mejores colegios de Manila y de Madrid, tener una vida casi regalada y viajar extensivamente por Europa. José Rizal ha ido y venido, entre Filipinas y España, dos veces por lo menos. Y tuvo, el mismo José Rizal, el gran lujo de ser un trotamundo en aquellos tiempos cuando viajar costaría muchísimo más que en el tiempo presente.

Hablemos claro. El odio a los frailes bien se puede ver en sus novelas. Y la raíz de ese odio es la aparente rabia de no ser, su familia y él mismo, los dueños absolutos de las tierras productivas de Calamba. Tierras que tanto dinero y bienestar le había dado en su vida.

Hemos de percatarnos, al final, que Rizal tan solamente era otro ser humano, pero con una pasión "por la propiedad de otros". Es es un dato que nos parece poco edificante.

Esta fue la táctica, al parecer, empleado por José Rizal y su hermano, Paciano, en contra de los dueños de la propiedad ajena que trabajaban. Propiedad que era de los Dominicos. Y, el consejo que su mismo abogado. Felipe Buencamino, le da es revelador además de cierto. Pues Buencamino le dijo a José Rizal que el caso que tenían con los Dominicos no podía prosperar.

Como siempre hemos dicho, José Rizal fue re-inventado por los invasores WASP usenses para sus fines bastardos sobre Filipinas. Pero ni aun esa reinvención de Rizal podrá salvarle de sus flaquezas humanas.

Desde luego que hemos de sacarle adelante a José Rizal como el gran poeta que es, el gran romántico, y el gran literato filipino en español que es. Pues, por encima de esta su señalada flaqueza, ha sabido volver a la verdad y morir con grandeza retractándose de todo lo que escribió en contra de la Iglesia Católica y en contra de España. Esa retractación es la que, al fin y al cabo, le hace grande a Rizal. Pues, arrepentido, resulta ser un buen modelo a seguir en esta vida.

Pero los enemigos de la Iglesia y de lo hispano en Filipinas quieren seguir usándole para sus fines francamente injustos. Y se valen muy en particular de sus errores retractados para seguir adelante con su propaganda contra la Iglesia y la España católica. No quieren admitir que esos errores que utilizan ignominiosamente para sus bastardos fines son errores de los cuales José Rizal ya se retractó de forma contundente.

Ya es hora que los que utilizan esos errores para promover sus oscuros fines, a pesar de haber sido retractados por el mismo José Rizal, deban quedar desenmascarados ahora mismo. Pues, a la larga, esa conducta repugnante por parte de unos cuantos despistados es lo que daña a todos los filipinos de forma irreparable.

Para comprobar lo arriba expuesto, pueden consultar a León Maria Guerrero, autor del libro sobre Rizal “The First Filipino” y las cartas entre el abogado de la familia Rizal, y los inquilinos de Calamba, Don Felipe Buencamino.



De la Academia Filipina, correspondiente de la RAE

¿Los 150 idiomas o los 150 dialectos de los filipinos?

Vocabulario de Lengua Tagala
Una de las cosas de las que estoy orgulloso es el hecho de que puedo hablar seis idiomas. Estos son, en orden de uso:

Tagalo – mi lengua natal
Inglés – la otra lengua oficial de mi país
Español – la lengua oficial de nuestra orden (la Orden de Agustinos Recoletos)
Francés – mi lengua extrajera preferida
Ilocano – la lengua de mi padre
Cebuano – la segunda lengua indígena más importante de nuestras islas

Aparte de estos seis idiomas, también soy capaz de leer en otros cuatro, y probablemente alguno más.

Para un extranjero (es decir los que no son filipinos) sólo tengo que añadir que es natural para nosotros. Existen unos 150 lenguajes por acá. Y siempre se maravillan como podemos poner más que dos en la cabeza. Y de nuevo les digo que es normal que hablemos más de dos lenguajes. Sólo los que viven en «Katagalugan» hablan dos. Y creo que menos del 2% de la población habla una única lengua.

Pero con mis compatriotas, hay que explicar algo más. Muchos de ellos le dirán que hay que omitir los últimos dos porque no son lenguajes sino dialectos. Y cuando se les pregunta «¿cuál es la distinción entre un lenguaje y un dialecto?», la respuesta siempre será «el lenguaje es la forma de comunicación de un país mientras un dialecto es de una región».

Un poco raro. Porque si seguimos esta definición, ¿cuál entre francés e inglés seria el «lenguaje» de Canadá? Sabemos bien que en Canadá, solo se usa francés en una región que se llama Québec. Y también, ¿por qué tiene Sudáfrica 11 lenguajes oficiales? Si seguimos la definición filipina, habría un problema. Estos idiomas oficiales, aparte del inglés, sólo se hablan en algunas regiones y no por la población entera.

Entonces, ¿por qué se confunden los filipinos? Es porque en nuestras islas, se usan las palabras «lenguajes» y «dialecto» con connotación política. Y aunque los científicos dicen que no son dialectos sino lenguajes, nos negamos a creerles. Ahora nos encontramos con que tenemos una generación joven para instruir y una generación vieja que queremos reeducar.

Pero antes de todo, tenemos que definir un «lenguaje» y un «dialecto». Según el «Diccionario de la Lengua Española» de la Real Academia Española (22ª Edición, 2001) :

Lenguaje. (del prov. lenguatge). m. Conjunto de sondos con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente ║ 2. lengua (║ sistema de comunicación verbal).

Dialecto. (del lat. dialectos, y del gr. διάλεκτος). Ling. Sistema lingüístico considerado con relación al grupo de los varios derivados de un tronco común. El español es uno de los dialectos nacidos del latín. ║ 2. Ling. Sistema lingüístico derivado al otro, normalmente con concreta limitación geográfica, pero sin diferenciación suficiente frente al origen común. ║ 3. Ling. Estructura lingüística, simultanea a otra, que no alcanza la categoría social de la lengua.

Con estas definiciones, podemos decir que todas los lenguajes tienen dialectos. Y tenemos razón. Cada lenguajes tiene dos o más dialectos. El Inglés tiene muchos dialectos. Solo en el Reino Unido, cada ciudad tiene su propio dialecto. Los de Londres no hablan como los de Belfast ni como los de Edimburgo. Sin contar las diferencias entre la diferencia del inglés del Reino Unido y de los Estados Unidos.

Acá, en Filipinas, podemos decir que tenemos 150 lenguajes. No 150 dialectos. Está claro que no son dialectos. Durante los Cursos de Verano del Instituto Lingüístico se nos aclaró la distinción. Hay tres parámetros para comprobar si estas formas de comunicación son lenguajes o dialectos.

La primera, obviamente, es el vocabulario. Los idiomas deben tener un vocabulario suficientemente diferenciado para que podamos considerarlo como lenguajes. En tagalo, se dice «Anong pangalan mo?». Claro que el cebuano no emplea las mismas palabras porque en Cebú se dice «Unsa man ang ngalan nimo?». Ni el ilocano emplea las mismas, ya que dicen «Ania ti naganmo?». Entonces, basándonos en el primer parámetro, podemos decir que son lenguas distintas.

La segunda es la gramática. Deben existir bastante diferencias entre las gramáticas para que podamos considerarlos dos idiomas distintos. En tagalo, se hace el aspecto imperfecto así: bumibili. Se pone -um- entre las dos letras de la primera sílaba y se repite la palabra entera. En cebuano, se dice «mopalit». Se pone -mo- antes de la raiz. En ilocano, se dice «aggatgatang», se pone -ag- antes de la palabra y duplicamos la primera sílaba hasta la primera consonante. En esta categoría, de nuevo podemos decir que son lenguas distintas.

Y la tercera son las otras partes del lenguaje. Sintaxis, cambios morfofonológicos y otros. Por ejemplo, no tenemos «ay» en otras lenguas filipinas. En cebuano, siempre se usa «man»,que no significa nada en tagalo. En ilocano, siempre se usa «ngarud». Tampoco hay una traducción adecuada en tagalo. De esta manera también podemos afirmar que son lenguas distintas.

Si leemos las páginas de la historia de nuestras islas, podemos ver que los curas conocían que los indígenas hablaban lenguas distintas. Gracias a ese conocimiento escribieron la «Gramática de la lengua tagala», «Gramática de la lengua cebuana» y «Gramática de la lengua yloca».

La misma Constitución de 1987 también dice que las demás lenguas filipinas serán oficiales como lenguas auxiliares. Y por eso, ¿porqué aún seguimos confundidos? Como he explicado más arriba tenemos una generación a la que hay que reeducar. Desde hace casi un siglo nos han estado enseñado que hablamos dialectos. Y tenemos que empezar la lucha para dar a estos idiomas el lugar propio que les corresponde en el panteón de las lenguas.

Después de todo, la multitud de diferentes lenguas es una de la riqueza de nuestras islas. Unidad en la diversidad, como dice el lema.


Miembro de la Fraternidad Seglar Agustino Recoleta en Filipinas y escritor para la Sociedad Bíblica de Filipinas.
 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas