Una Noche de Tapas y Flamenco


El Círculo Hispano Tomasino presentó un programa de bailes del Grupo Flamenco Español de Manila como parte de la celebración de "Una Noche de Tapas" del pasado 25 de Enero en la Universidad de Santo Tomás de Manila.

Bailaron las filipinas Michico Hasegawa, Chloe Ramos, Chrisselle Ramos, Valerie Devulger, Ana Gómez e Ysabel Gómez. El tablao se encontraba en el jardin trasero del edificio principal, frente al edificio del Colegio de Comercio.

Los actos quedaron englobados dentro de las celebraciones del Cuatricentenario de la Universidad de Santo Tomás, fundada originalmente por dominicos españoles, y que junto a la Universidad  de San Carlos en Cebú son consideradas como las más antiguas de Filipinas y de toda Asia.

El progrrama de Bailes Españoles, dirigido por Guillermo Gómez de Rivera comenzó a las 7:30 PM. Entre otras personalidades asistieron al acto Don José Miguel Cortes, actual Director del ADB por España y Europa y anterior Ministro de Comercio de la Embajada de España en Filipinas, junto con su Señor

También estuvieron presentes el Reverendo Rector de la Universidad, el Jefe Bibliotecario, Padre Aparicio, la Sra. Tingting Cojuangco, José Miguel cortes y su esposa Ester, Estela Veloso y su familia, el Prof. Maurino Cabrido, el Sr. Muñariz, además de los oficiales y miembros del Círculo Hispano Tomasino.>



Fuente:
Flamenco en Filipinas: Una Noche de Tapas y Flamenco

El Sinulog convoca a millones de asistentes

Fuentes policiales de Cebú han confirmado que al menos tres millones de visitantes asistieron a las actividades religiosas y culturales que tuvieron lugar el domingo en honor del Santo Niño, como parte del Sinulog, un festival anual celebrado cada tercer domingo de enero en la ciudad de Cebú. Las mismas fuentes aseguraron que el número de asistentes de este año superó en al menos un millón a los de 2011.

A excepción de una pequeña banca motorizada que se hundió y cuyos pasajeros fueron rescatados inmediatamente por la Guardia Costera durante la procesión fluvial en la que participaron al menos 200 barcos, no se registró ningún otro incidente de importancia ni durante las procesiones fluviales ni durante las de a pie.
La solemne procesión de 6,8 kilómetros de por la tarde, que normalmente dura unas cuatro horas, se prolongó durante casi dos horas más debido a que este año las imágenes se estancaron en ocho puntos diferentes dentro de la ruta que la procesión siguió por las calles de la ciudad.

Tanto el alcalde de la ciudad Michael Rama como la Gobernadora de la provincia de Cebú Gwendolyn García elogiaron el espíritu participativo y pacifico de los asistentes que no dudaron en despertarse a horas muy tempranas de la madrugada para mostrar su devoción por el Santo Niño en un domingo de cielos despejado y soleados, contradiciendo así los pronósticos aguafiestas de lluvia del servicio meteorológico, que no se materializaron ni el sábado ni el domingo.

Se cree que la palabra "Sinulog" proviene del término bisaya "sulog" que viene a significar algo así como "parecido al movimiento del agua" y describe el movimiento hacia adelante y hacia atrás característico de la danza Sinulog. La danza consta de dos pasos hacia adelante y un paso hacia atrás que se dan al son de los tambores y se cree que proceden originalmente de los tiempos del Rajah Humabon. Cuando en 1521 Magallanes plantó la primera cruz en las costas de Cebú, presentó la imagen del niño Jesús, el Santo Niño, como un regalo hacia la población tras celebrar un bautismo masivo en el que se calcula participaron más de 800 nativos. Durante el bautizo, Hara Amihan, esposa del rajá Humabon, fue bautizada como reina Juana, en honor de Juana, madre de Carlos I. La leyenda asegura que en el momento de recibir la santa imagen, la reina Juana comenzó a bailar llena de alegría mientras portaba en sus manos la imagen del niño Jesús, por lo que se considera como el primer Sinulog.

Desmembramiento de Filipinas, ¿conspiración o teoría?

La anterior presidente de Filipinas, Gloria M. Arroyo, presionada como de costumbre por los que dirigen la geopolítica estadounidense desde Washington D.C., estaba por firmar un tratado de paz con el MILF cedióndoles grandes porciones del teritorio nacional en la Isla de Mindanao. El caudillaje politico de Mindanao presentó entonces su oposición a ese dañino "tratado de paz" ante la Corte Suprema de Filipinas, compuesta en aquellos momentos precisamente por los mismos magistrados que ahora se encuentran enfrentados a una moción de censura, y quienes declararon que dicho tratado era claramente anticonstitucional. De esta manera la Corte Suprema de Filipinas les dio la razón, sentenciando que no se puede desmembrar el territorio nacional y que la formación de un estado o "sub-estado moro" era anticonstitucional.

El actual gobierno del Presidente B.S. Aquino se encuentra ahora negociando de nuevo con el MILF y para poder cumplir con la promesa de concederles un "sub-estado" le es preciso tener bajo su ferula a todos los magistrados que componen la Corte Suprema de Filipinas. Es por ello que la actual moción de censura contra el Presidente de esta Corte Suprema utilizando a la Cámara Baja, dominada por miembros del Partido Liberal (Liberal Party), no podía haber llegado más oportunamente para dichos propósitos.

La ex-presidente Arroyo fue duramente criticada por su supuesto dominio de la Cámara Baja y el Tribunal Supremo mediante lo que se aseguró era una acumulación de poder de forma extra oficial, una táctica que ahora parece estar también empleando el actual equipo presidencial con el objetivo de controlar de forma absoluta los tres principales ramales del gobierno: la Presidencia, la Legislatura y el Tribunal Supremo. La acumulación de tal poder beneficia claramente a los intereses de los intervencionistas neo-colonialistas estadounidenses, porque de esa manera lograrán la formación de ese sub-estado moro que, a su vez, les permitirá establecer nuevas bases militares en Mindanao bajo una ley orgánica distinta a la que ahora existe en toda Filipinas, y por la que se prohibe la desmembración de su territorio, el establecimiento de bases militares extranjeras o la visita a Filipinas de buques de guerra que porten armas nucleares.

Esas bases militares a establecer, o establecidas ya de forma clandestina en Mindanao según aseguran numerosos informes extra-oficiales, alrededor de algunas ciudades en regiones de Zamboanga del Sur y Sarangani, son hoy por hoy claramente anticonstitucionales. Pero allí están, principalmente se supone para hacer frente al creciente poderío militar de la China continental en Oceanía y en el Sudeste asiático.

A nosotros, individualmente como filipinos, nos parece bien que los Estados Unidos, a pesar de las pasadas nefastas y destructivas políticas neo-colonialistas en Filipinas, establezcan bases en las islas para detener la posible agresión de la China comunista. Aunque el comercio bilateral entre Filipinas y la China continental es, por lo general, deseable, y algo que los filipinos conocemos muy bien desde hace varios siglos durante los cuales se impulsaron los viajes de los galeones de Manila y México, la agresión territorial es otra cosa muy diferente que no se debe permitir, y alguien debe pararle los pies al gigante asiático. Ese alguien, nos guste o no, no puede ser otro que los Estados Unidos de América.

Por un lado, si el establecimiento de esas bases estadounidenses en Filipinas es necesario para la paz en el Pacífico, en el Mar Occidental de Filipinas y el Mar de China, lo que se debe hacer es enmendar la actual Constitución Filipina para que se permitan dichas bases militares extranjeras. Esa enmienda impediría por otro lado que tuviera lugar la desmembración territorial de Filipinas a favor de los separatistas moros, a quienes de todos modos, ya se les ha concedido una región autónoma mediante negociaciones que tuvieron lugar con otro grupo islámico disidente, el MNLF (Moro National Liberation Front). Ahora, simplemente porque se formado otro grupo armado de características similares, llamado el MILF (Moro Islamic Liberation Front), el gobierno filipino no debería ni siquiera considerar la idea de la formación de un sub-estado a costa de los avances conseguidos en una autonomía ya concedida.

Existen numerosas fórmulas diplomáticas que pueden llevarse a la practica para asegurar la defensa del territorio nacional y evitar concesiones ultrajantes que conduzcan al desmembramiento de Filipinas. Obsérvese por ejemplo la manera en que se gestiona la Base Militar de Rota en España, donde mediante convenio se acordó que pese a ser de uso compartido, permanece bajo mando español, y donde sólo ondean la bandera y las insignias de mando españolas, permitiéndose únicamente el uso de la bandera estadounidense en ocasiones muy especiales, como durante las celebraciones de Independencia del 4 de Julio. Una manera de mantener a todas las partes involucradas satisfechas sin renunciar a la autonomía y el orgullo nacional.
De la Academia Filipina, correspondiente de la RAE

Un Litro de Luz

A pesar de que en Filipinas el 26,5% de la población vive bajo el umbral de la pobreza, según datos del Banco Mundial, se trata del país asiático con las tarifas más altas de electricidad, con una tasa promedio de 18,1 centavos de dólar estadounidenses por kw/h en las Filipinas. El segundo país asiático con las tarifas eléctricas más altas es Japón con 17,9 centavos de dólar estadounidenses por kw/h, país que sin embargo tiene una renta per cápita 20 veces superior a la filipina. Como resultado tan sólo en el área de Metro Manila más de 3 millones de familias todavía no pueden permitirse instalar electricidad, quedando condenadas a vivir en la semi-oscuridad o usando aparatos de difícil ;mantenimiento y alta peligrosidad.

Gracias a la iniciativa “Isang Litrong Liwanag” ("Un Litro de Luz"), patrocinada por la fundación "My Shelter" (Mi Refugio), en la actualidad cerca de 25.000 hogares en las zonas más pobres de Manila disfrutan casi gratuitamente de iluminación natural. Las botellas de luz proporcionan una innovadora solución de iluminación aprovechando la energía solar y con un costo mínimo, reciclando botellas de refresco de plástico desechadas que se llenan con agua y una pequeña cantidad de lejía, compuesto que posee altas propiedades refractarias. La mitad de la botella se introduce por un agujero hecho a medida en el tejado y mientras la parte superior recibe los rayos del sol, la inferior los refracta en el interior de las viviendas, produciendo durante el día el equivalente de iluminación a una bombilla de 55W. Incluso al caer la noche, si las casas están cerca de algún tipo de iluminación artificial, son capaces de refractar pequeñas cantidades de luz hacia el interior.


Los materiales necesarios para la instalación son una botella de litro de plástico transparente, una hoja de zinc o de fibra de vidrio, agua purificada, cloro o lejia y el aislamiento para fijar la botella en el tejado. Su costo total es de apenas un dólar estadounidense. Hasta la fecha los materiales, el montaje y la colocación de las botellas de luz han sido apoyados por donaciones de empresas como Bosch Philippines, Pepsi-Cola Products Philippines, Inc. y Stream Global Services, entre otras.

La fundación "My Shelter" fue creada por Illac Díaz con el objetivo de implantar un sistema sostenible para generar iniciativas y proyectos generadores de empleo. La fundación patrocina varios proyectos pioneros e de tipo social, con tecnologías innovadores y alternativas en Filipinas, como el dormitorio de Pier One para trabajadores de la mar o la Competición de Diseño contra los Elementos (FECHA). Estas pasadas Navidades la fundación financió parte de la instalación de botellas de luz en Manila ayudada por varias empresas y asociaciones. El aspecto publicitario de la campaña ha sido llevado acabo por la agencia BBDO Guerrero, que aspira a poder transmitir el esperanzador mensaje más allá de las fronteras de Filipinas.

Aunque la iniciativa en la actualidad depende en gran medida de donaciones, el objetivo final es formar a pequeños empresarios con conocimientos técnicos para que puedan instalar por si mismos estas luces ecológicas en viviendas que carecen de conexión a la red eléctrica, a un precio que sea asequible para las familias de bajos recursos económicos, ayudando de esta manera también a generar empleo entre los filipinos de las clases sociales más desfavorecidas. Se estima que para comienzos del 2012 estén iluminadas más de 100.000 casas con estas botellas de luz, y otro millón más para finales de año.
 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas