Tercer periodista asesinado en una semana

Nestor Bedolido, un reportero que trabajaba para una publicación semanal, fue acribillado en la tarde del sábado mientras compraba cigarrillos en la esquina de una calle en la ciudad de Digos, situado en la provincia de Davao del Sur.

El inspector jefe Antonio Padua señaló que Bedolido recibió seis disparos. "El sospechoso se marchó tras disparar y se subió en una motocicleta conducida por otro hombre", aseguró. De acuerdo con Padua, testigos que presenciaron el ataque trasladaron a Belodido de inmediato a un hospital cercano, aunque la víctima murió nada más llegar al centro médico.

La policía está investigando el motivo del asesinato, agregó. Compañeros de Belodido afirmaron que éste era muy crítico hacia un prominente político de la provincia de Davao del Sur y que había aireado en una serie de artículos algunos trapos sucios de dicho político de cara a las pasadas elecciones de mayo.

El jueves Jovelito Agustin, un locutor de radio conocido por sus mordaces comentarios sobre la corrupción, fue también acribillado a balazos en la ciudad de Laoag, en Ilocos Norte.

Otro locutor de radio, Desiderio Camangyan, fue abatido el lunes mientras organizaba un concurso de canto en la provincia de Davao Oriental.

El asesinato de Bedolido eleva a 140 el número de periodistas filipinos asesinados desde que la democracia fue restaurada en Filipinas en 1986, de los cuales 107 se produjeron durante los últimos nueve años.

1 comentarios:

semanario-filipinas on 28 de junio de 2010, 23:33 dijo...

La Policía ha presentado cargos por asesinato contra dos políticos locales y un oficial de Policía por los asesinatos, por separado, de los dos periodistas radiofónicos la semana pasada, si bien ninguno de los imputados han sido detenidos.

"Se han presentado cargos por asesinato contra ellos en base a la firmeza de los testimonios de varios testigos", explicó el portavoz de la Policía nacional, Leonardo Espina Espina, a la prensa este miércoles, precisando podría haber motivos políticos detrás de sus muertes.

El alcalde Romeo Antoling y el oficial de Policía Dennis Jess Lumikid han sido acusados en relación con el asesinato el 14 de junio de Desadario Camangyan, un comentarista de radio conocido por sus editoriales críticos. Ninguno de los dos ha sido detenido. Camangyan recibió un disparo por la espalda mientras participaba como juez en un concurso musical en la localidad de Manay, en la isla de Mindanao.

Por su parte, Pacifico Velasco, elegido teniente de alcalde de Bacarra, en la provincia de Ilocos Norte el mes pasado, y su ayudante Leonardo Banaag han sido acusados del asesinato el 16 de junio del periodista radiofónico Jovelito Agustin, pero siguen en libertad.

Asimismo, Leonardo Espina indicó que se ha identificado a tres hombres vinculados con el asesinato el 18 de junio de un antiguo columnista en Davao del Sur.

Publicar un comentario

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas