El Sinulog convoca a millones de asistentes

Fuentes policiales de Cebú han confirmado que al menos tres millones de visitantes asistieron a las actividades religiosas y culturales que tuvieron lugar el domingo en honor del Santo Niño, como parte del Sinulog, un festival anual celebrado cada tercer domingo de enero en la ciudad de Cebú. Las mismas fuentes aseguraron que el número de asistentes de este año superó en al menos un millón a los de 2011.

A excepción de una pequeña banca motorizada que se hundió y cuyos pasajeros fueron rescatados inmediatamente por la Guardia Costera durante la procesión fluvial en la que participaron al menos 200 barcos, no se registró ningún otro incidente de importancia ni durante las procesiones fluviales ni durante las de a pie.
La solemne procesión de 6,8 kilómetros de por la tarde, que normalmente dura unas cuatro horas, se prolongó durante casi dos horas más debido a que este año las imágenes se estancaron en ocho puntos diferentes dentro de la ruta que la procesión siguió por las calles de la ciudad.

Tanto el alcalde de la ciudad Michael Rama como la Gobernadora de la provincia de Cebú Gwendolyn García elogiaron el espíritu participativo y pacifico de los asistentes que no dudaron en despertarse a horas muy tempranas de la madrugada para mostrar su devoción por el Santo Niño en un domingo de cielos despejado y soleados, contradiciendo así los pronósticos aguafiestas de lluvia del servicio meteorológico, que no se materializaron ni el sábado ni el domingo.

Se cree que la palabra "Sinulog" proviene del término bisaya "sulog" que viene a significar algo así como "parecido al movimiento del agua" y describe el movimiento hacia adelante y hacia atrás característico de la danza Sinulog. La danza consta de dos pasos hacia adelante y un paso hacia atrás que se dan al son de los tambores y se cree que proceden originalmente de los tiempos del Rajah Humabon. Cuando en 1521 Magallanes plantó la primera cruz en las costas de Cebú, presentó la imagen del niño Jesús, el Santo Niño, como un regalo hacia la población tras celebrar un bautismo masivo en el que se calcula participaron más de 800 nativos. Durante el bautizo, Hara Amihan, esposa del rajá Humabon, fue bautizada como reina Juana, en honor de Juana, madre de Carlos I. La leyenda asegura que en el momento de recibir la santa imagen, la reina Juana comenzó a bailar llena de alegría mientras portaba en sus manos la imagen del niño Jesús, por lo que se considera como el primer Sinulog.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas