Filipinas celebra el 26 aniversario de la Revolución EDSA

Hoy sábado 25 de febrero de 2012 se ha celebrado el 26 aniversario de la Revolución EDSA de 1986, que culminó con el derrocamiento de Ferdinando Marcos. El asesinato del senador Benigno Aquino a su llegada al aeropuerto de Manila el 21 de agosto de 1983 fue el detonante de un alzamiento popular de carácter pacífico conocido como la Revolución EDSA o del Poder del Pueblo, que eventualmente condujo a la subida al poder de Cory Aquino, esposa de Aquino y madre del actual presidente de Filipinas, Benigno Aquino III.

Se la denominó como Revolución EDSA porque la mayoría de las manifestaciones tuvieron lugar a lo largo de la Avenida de Epifanio de los Santos, más conocida por sus siglas EDSA en la zona metropolitana de Manila. En ella participaron más de dos millones de civiles filipinos, así como numerosos políticos, militares e incluso grupos religiosos encabezados por el cardenal Jaime Sin, Arzobispo de Manila.

Durante las celebraciones de este año, el presidente Aquino dijo que el espíritu de la Revolución del Poder Popular todavía continúa vivo en su lucha contra la pobreza, el hambre, la falta de oportunidades económicas y la injusticia.
"La Revolución de EDSA fue nuestro punto de partida hacia nuestro destino como una sola nación. Y hasta el día de hoy, esa revolución continua para alcanzar la libertad sobre el hambre, la libertad sobre la pobreza, la libertad sobre la falta de oportunidades para alcanzar el éxito, la libertad sobre la injusticia. Esto es contra lo que estamos luchando ", dijo el Presidente desde el Monumento al Poder Popular en Ciudad Quezón, dirigiéndose a una multitud que en su mayoría vestía con camisetas amarillas, representando el color de la Revolución.

Aquino aseguró que
"el momento para actuar es ahora. Antes solíamos decir que si tú no actúas, ¿quién lo hará por ti?, ¿cómo olvidar? ... Si no es hoy, ¿cuándo? Debemos actuar hoy, antes de que sea demasiado tarde. Debemos actuar hoy, para que podamos dejar atrás ese pasado oscuro lo más rápidamente posible. Debemos actuar hoy, para que en el menor tiempo posible la luz de un futuro más esperanzador pueda brillar sobre nuestro pueblo.
Nuestro país se encuentra ahora en una encrucijada. En una dirección está el camino de las malas hierbas, donde los influyentes poseen la balanza de la justicia y los que manipulan la ley se benefician de ella. En el otro está el camino recto, donde las reglas son claras, la justicia no favorece a nadie y los que son culpables están llamados a pagar por sus crímenes. Recordemos que la ley marcial tuvo lugar porque los filipinos guardaron silencio durante demasiado tiempo", añadió Aquino, hablando en Tagalog.


También durante las celebraciones del sábado, Aquino encabezó una ceremonia de ofrenda floral por su difunta madre en el Parque Rizal. Además de visitar la estatua de su madre que se encuentra al lado del monumento a su padre "Ninoy" Aquino, las autoridades inauguraron el nuevo monumento al cardenal Jaime Sin, también situada en la misma zona. El Cardinal Sin fue una de las figuras clave en la revolución EDSA, ya que hizo un llamamiento a todos los católicos para que se sublevaran.

Asimismo, al menos 2.000 soldados y policías realizaron una recreación del "Salubong" del 23 de febrero de 1986, cuando el entonces general Ramos y el ministro de Defensa Enrile se ​​reunieron con los manifestantes civiles para unir sus fuerzas contra el régimen de Marcos.

Por ultimo, un llamado "muro del compromiso" se estableció cerca del Monumento al Poder Popular, donde Aquino junto con otros funcionarios gubernamentales y otros sectores de la sociedad, firmaron sus compromisos para trabajar por una Filipinas mejor.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas