San Miguel obtiene una extensión corporativa de 50 años

La Corporación San Miguel ha declarado ante la Bolsa de Valores haber obtenido una extensión corporativa de otros 50 años a través de un nuevo Certificado de Incorporación con validez a partir del 21 de agosto de 2013.

Las raíces de la Corporación San Miguel se remontan a 1885, cuando los frailes de un pequeño convento de agustinos recoletos comenzaron a fabricar cerveza en el barrio de San Miguel. En 1889 Enrique María Barretto de Ycaza adquirió la pequeña fábrica y solicitó en España una concesión para elaborar cerveza en Filipinas, que finalmente le fue otorgada por un período de veinte años. La Fábrica de Cervezas San Miguel fue declarada oficialmente abierta el 29 de septiembre en el número 6 de la Calzada de Malacañang, coincidiendo su apertura con el día de la Fiesta de San Miguel Arcángel.

La cervecería fue la primera en establecerse en el sudeste asiático usando los más modernos equipos e instalaciones disponibles en la época. Las instalaciones originales contaban con una sección dedicada a la producción de hielo con una capacidad diaria de 5 toneladas, y otra dedicada a la producción de la cerveza. Con 70 empleados, la planta consiguió una producción de 3.600 hectolitros de cerveza lager durante su primer año. Posteriormente también se elaboraron otros tipos de cerveza, como la Cerveza Negra.
La fábrica fue un autentico éxito desde el primer momento y los beneficios condujeron a la expansión del negocio. En 1893 San Miguel fue incorporada como la Fabrica de Cervezas de San Miguel con un capital inicial de 180.000 Pesos aportado por varios socios, entre los que se encontraba Pedro Roxas, quien pronto se convertiría en su director general. En 1895, la cerveza San Miguel ganaba el primero de muchos premios a la calidad en la Exposición Regional de Filipinas, y en 1896 la cerveza San Miguel se vendía ya cinco veces más que todas las demás cervezas importadas en el país.

Tras la invasión norteamericana de las islas comenzó un período de incluso mayor prosperidad, ya que la demanda de cerveza se disparó. Pedro Roxas acometió entonces ambiciosos planes de modernización, instalando cintas transportadoras eléctricas y máquinas automáticas. Desde entonces la corporación continuó creciendo hasta convertirse en una de las mayores de Filipinas, ramificando sus actividades a diversas actividades relacionadas con el sector de la alimentación, tanto en Filipinas como en el extranjero, y exportando sus productos a numerosos países.

Con relación a España, en 1953 se firmó el llamado "Acuerdo de Manila", por el cual se permitió a la filial española La Segarra la elaboración y venta de la cerveza bajo la marca San Miguel. Esta empresa, que más tarde fue rebautizada como San Miguel Fábricas de Cerveza y Malta, se convirtió en una compañía separada, independiente de la matriz filipina, pero que conservaba los derechos exclusivos para utilizar la marca de la cerveza San Miguel en Europa.

Durante las últimas décadas la Corporación San Miguel decidió diversificarse más allá de todos sus negocios tradicionales, dirigiendo sus esfuerzos inversores hacia industrias de energía, infraestructuras, petrolíferas, telecomunicaciones, etc., convirtiéndose así en una de las mayores corporaciones que existen en la actualidad en Filipinas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas