China amonesta a EEUU y Filipinas por maniobras militares

El principal periódico militar de China advirtió a Estados Unidos el sábado que las maniobras militares realizadas conjuntamente por Estados Unidos y Filipinas han avivado los riesgos de confrontación armada en una zona marítima muy próxima a la isla de Luzón.

Aunque el comentario aparecido en el Diario del Ejército de Liberación de China no se considera como una declaración oficial del gobierno chino, lo cierto es que representa la advertencia más explicita de alto nivel desde que comenzaran los enfrentamientos con Filipinas sobre los mares en disputa donde ambos países han enviado recientemente navíos para hacer valer sus reclamaciones, una zona denominada como el Mar Occidental de Filipinas por el gobierno de Manila, y Mar Meridional de China por Pekín.

Además de la proximidad territorial, las tesis filipinas vienen avaladas por diferentes mapas elaborados durante la época colonial española, cuando la zona era conocida como el Bajo de Masinloc, entre los que se encuentran la “Carta Hydrographical y Chorographica de las Yslas Filipinas” del año 1734 de Pedro Murillo Velarde, y que incluye al Bajo de Masinloc como parte de Zambales. Además la expedición Malaspina creó un nuevo mapa en 1792 en el que se incluía el Bajo como una subdivisión política particular de la provincia filipina de Zambales conocida como Masinloc.

Adicionalmente en 1965 se construyó un pequeño faro que figura en la lista mundial que elabora la Organización Marítima Internacional (IMO), lo que le otorga una indiscutible validez legal a nivel oficial y que demuestra que Filipinas ha ejercido una ocupación y jurisdicción efectiva desde antes y después de su independencia.

Tropas estadounidenses y filipinas llevaron a cabo esta semana una quincena de ejercicios navales que tienen lugar anualmente, y que este año han coincidido con los enfrentamientos registrados a unas 124 millas náuticas al oeste de Luzón, donde varios barcos del gobierno chino impidieron a la marina filipina que arrestaran a varios pescadores chinos que se encontraban faenando furtivamente en aguas que Filipinas siempre ha considerado territorialmente suyas. La semana próxima dichos ejercicios se extenderán a otras zonas cercanas, también en litigio.



Ver mapa más grande


"Cualquier persona con visión clara ha podido observar desde hace mucho tiempo que tras de estos ejercicios se manifiesta una mentalidad que llevará el problema del Mar del sur de China hacia el camino de la confrontación militar y la resolución a través de la fuerza armada. Mediante este tipo de injerencias e intervenciones, los Estados Unidos sólo van a conseguir que la situación en el Mar Meridional de China se deteriore hacia un caos cada vez mayor, y esto, inevitablemente, tendrá un enorme impacto sobre la paz y la estabilidad regional", advirtió el periódico militar chino.

Hasta ahora, China simplemente había reprendido a Filipinas sobre lo que consideraban era la ocupación ilegal del atolón deshabitado conocido en Filipinas como Panatag Shoal y por China como Isla de Huangyan. China mantiene disputas territoriales similares con Vietnam, Brunei, Malasia y Taiwán, y ha tratado de negociar los conflictos bilateralmente con cada país individualmente, algo a lo que se oponen el resto de países, que prefieren organizar negociaciones internacionales en grupo, ya que existe la preocupación de que China aproveche su poderío económico y militar para intimidar a los otros demandantes, lo que conduciría a un replanteo sobre los limites territoriales de los mares, islas, arrecifes y varios bancos de arena que componen las zonas disputadas.

En lo que respecta a Estados Unidos, desde finales de 2010, China siempre había tratado de evitar el confrontamiento directo con la primera potencia económica y militar del mundo en diversos conflictos regionales, políticas comerciales y monetarias, derechos humanos y otros temas polémicos. El partido gobernante en China también está preocupado por la sucesión de liderazgo prevista para finales de 2012, por lo que Pekín está intentando por todos los medios establecer relaciones estables con EEUU durante este año.

Por su parte, el Comandante de la Marina de EE.UU. en el Pacífico, teniente general Duane Thiessen, ha declarado que Filipinas y los EE.UU. están vinculados por un acuerdo militar. "Los Estados Unidos y Filipinas han firmado un tratado de defensa mutua que garantiza que nos veríamos involucrados en temas de mutua defensa", aseguró Thiessen en rueda de prensa en Puerto Princesa, capital de Palawan, ante la pregunta sobre si los EE.UU. prestarían asistencia militar en el caso de que las fuerzas armadas chinas atacaran a unidades militares de Filipinas durante el transcurso del conflicto del Arrecife de Scarborough. El comandante de EE.UU. declinó proporcionar detalles adicionales sobre qué tipo de asistencia se proporcionaría.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas