Proyecto de ley de Salud Reproductiva comienza periodo de enmiendas

Concluido el período de debates, el polémico proyecto de ley de Salud Reproductiva 4244 se enfrenta ahora a un nuevo reto con en el periodo de enmiendas que comienza este martes en la Cámara de Representantes.

Durante dicho período de enmiendas los legisladores pueden proponer enmiendas a ciertas disposiciones del proyecto de ley. De esta manera se pretende que los grupos que están a favor y en contra del proyecto de ley puedan exponer sus opiniones y alcanzar un consenso mediante una votación posterior.

Este proyecto de ley ha resultado ser sumamente controvertido, con expertos, académicos, instituciones religiosas y algunas de las principales figuras políticas apoyando u oponiéndose abiertamente a su aprobación. Debates y manifestaciones a favor y en contra del proyecto han tenido lugar por todo el país.

Aquellos que están a favor de su implementación argumentan que numerosos estudios económicos, especialmente los que tienen en cuenta las experiencias en Asia, muestran que el crecimiento rápido de la población y las altas tasas de fecundidad exacerban la pobreza, por lo que se deduce que las familias menos numerosas tienen una mayor capacidad para dedicarse plenamente al bienestar y la educación de sus hijos. También argumentan que un 44% de los embarazos entre las familias más pobres son no deseados, y que entre las mujeres más pobres por lo menos el 41% no utiliza ningún método anticonceptivo debido a la falta de información o de acceso.

Por su parte, los opositores al proyecto sostienen que en realidad no existe ninguna evidencia de que el crecimiento de la población impida el crecimiento económico, y aluden también al ejemplo de muchos países del entorno cercano. Además aseguran que este proyecto de ley eliminará los limitados fondos que tiene el gobierno para tratar muchas de las necesidades de alta prioridad, como son la creación de infraestructuras médicas y alimentarias, desviando el dinero de los contribuyentes hacia prácticas como el aborto, que califican como dañinas e inmorales.

Numerosas encuestas de opinión y debates de televisión se han llevado a cabo durante los últimos meses,pero solo han servido para enturbiar aun más el panorama. Mientras algunos sondeos aseguraban que más del 75% de los filipinos se mostraban a favor de la Ley, otras indicaban que existe justamente el mismo porcentaje en contra.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas