Gobierno filipino impulsa la utilización de energías renovables

El gobierno filipino ha puesto de relieve la importancia de invertir en energías renovables para responder a los desafíos del cambio climático, seguridad energética y la contaminación del aire local.

El grueso mayor de las inversiones está siendo dirigido principalmente hacia las instalaciones de energía eólica, solar, bio-combustibles, geotérmicas, energía hidráulica.o bio-masas (fuentes de energía renovable que utilizan los residuos orgánicos agrícolas para generar electricidad)

Las energías renovables de energía generada a partir de las fuerzas casi infinitas de la naturaleza como el sol, el viento, el movimiento del agua o el calor interno de la Tierra son opciones muy populares porque se piensa que son fuentes inagotables y limpias, sobre todo cuando las comparamos con las alternativas "sucias" y limitadas de los combustibles fósiles y la energía nuclear.

Según ha declarado el Subsecretario del Departamento de Energía, Mario Marasigan,
"La energía renovable puede jugar un papel mucho más importante en la seguridad energética de las Filipinas y el seguro contra las fluctuaciones de precios, pero no será barato"

Marasigan se dirigió a los periodistas durante el taller de energía limpia que los medios de comunicación habían organizado conjuntamente los pasados 23 y 24 de Marzo en Manila, junto con la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) ECO-Asia y la organización Earth Journalism Network de Internews. Añadió además que:
"En la financiación de energía renovable, la percepción de riesgos de inversión es todavía un problema. Pero el gobierno está desarrollando agresivamente los potenciales de energía renovables"
Marasigan  también recordó que el país está bendecido con abundantes recursos de energías renovables, incluyendo los lugares con gran potencial para la energía eólica o la solar, además de las condiciones ideales para la producción de energía hidráulica y de bio-masa.

La región está reconocida como el mayor mercado de energía geotérmica en Asia y el segundo mercado más grande del mundo después de Estados Unidos, aunque según Marasigan.
"No es factible acabar con la utilización del carbón todavía. Pero el punto fundamental es que las ventajas de las energías renovables son demasiado grandes para nosotros como para ignorarlas", agregó.


En diciembre de 2008, la Presidenta Arroyo firmó la Ley de Energías Renovables, que reafirma el compromiso del país con el desarrollo de energías renovables y que, hoy por hoy, representa la legislación de energía renovable más completa en el sudeste asiático. Con su aplicación, se espera que las Filipinas puedan capturar parte de las multimillonarias inversiones que se están realizando a nivel mundial en energía renovable.

El Gobierno ha expresado su deseo de poder desarrollar para el 2030 más de 10.835 megavatios (MW) de capacidad de energía renovable a partir de energía geotérmica, hidroeléctrica, eólica, solar, bio-masa y fuentes oceánicas. Marasigan explicó que la legislación tiene por objeto acelerar el desarrollo y uso de los vastos recursos de energía renovable del país a través de incentivos fiscales y no fiscales para los inversores.

También aseguró que los inversores en energía eólica, solar, oceánica, hidroeléctrica en ríos y bio-masa tienen garantizado un mercado seguro a través de las primas que el gobierno concede en las tarifas.

En cualquier caso no se esperan cambios radicales, ya que según explicó Peter du Pont, directivo de ECO-Asia para el Desarrollo Limpio y el Programa Climático,
"El carbón es probable que siga siendo el combustible de elección para los próximos 15 a 20 años para la generación de energía en Asia, incluyendo Filipinas, debido principalmente a su abundancia y precio relativamente menor en comparación con otros tipos de combustibles", dijo
Du Pont explicó que en Asia, la proporción de energía primaria a partir del carbón se ha elevado de 43 por ciento en 1980, al 48 por ciento en 2005, y se espera que alcance el 51 por ciento en 2030.

Entre algunos de los proyectos que ya están en marcha se encuentra el Proyecto Viento del Norte de la Bahía de Bangui, que en la actualidad abastece el 40% de las necesidades eléctricas de la provincia de Ilocos Norte. La generación de energía se realiza mediante 20 turbinas eólicas ubicadas a lo largo de una franja de 9 kilómetros sobre una playa en Bangui, que aprovechan los fuertes vientos del mar de la China Meridional y se conectan con la red de suministro nacional.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas