Antonio Calipjo Go asistirá a un seminario del Departamento de Educación

Picture of Antonio Calipjo Go
Antonio Calipjo Go, conocido en Filipinas desde hace más de una década por haber emprendido una cruzada contra los libros de texto escolares plagados de errores, se ha comprometido a asistir a un Seminario convocado por el Departamento de Educación el 5 de agosto, para tratar la forma de evitar que se produzcan errores en estos libros.

El Departamento de Educación también ha programado un foro abierto después de la presentación de Go, quien dijo haber rechazado varias invitaciones con anterioridad, pero esta vez, estuvo de acuerdo en asistir.
"Yo también he deciddo asistir porque tenemos una nueva administración. También estoy esperando que se cumpla su promesa de producir un cambio en el sistema. Espero que la gente que organizó el seminario sean realmente sinceras. Vengo diciendo desde mucho antes que estoy dispuesto a ayudar y no considero a estas personas como mis enemigos ", dijo Go.


Tras las denuncias de lo que Go califica como libros de texto "enfermos", el Departamento de Educación publicó un folleto de 28 páginas destinado a más de medio millón de maestros de escuelas públicas para corregir más de 450 errores detectados en 10 libros de Inglés. Go también ha señalado numerosos errores en libros de ciencia.


Autores, editores y funcionarios del Departamento de Educación han tratado de desacreditar a Go, que ha gastado cerca de un millón de pesos de su propio bolsillo para publicar informes señalando tanto los errores como las omisiones perdidas durante la traducción de libros de texto de otros idiomas. Esos esfuerzos le han granjeado una gran enemistad desde varias esferas políticas y empresariales, que coreografiaron una campaña de desprestigio contra él, llegando incluso a ser acusado en los diarios sensacionalistas de ser un chantajista. Desde diversos estamentos y publicaciones de la prensa filipina se pidió entonces conceder a Go el "derecho de réplica", pero las cartas de respuesta de Go fueron ignoradas por los medios de comunicación que le habían calumniado y nunca fueron publicadas.


Go tendrá ahora la oportunidad de hacer frente a sus críticos durante este seminario, al que acudirán autores, editores, diseñadores de libros, ilustradores, "y otros interesados de la industria editorial", según afirmó el Departamento de Educación.

Portavoces de Departamento han solicitado a Go, quien era supervisor académico de la Escuela Marian de Quezon City,  "que proporcione su curriculum vitae y una copia de su presentación una semana antes del comienzo de las actividades, que serán reproducidos y distribuidos a los participantes durante el seminario".

5 comentarios:

semanario-filipinas on 25 de julio de 2010, 21:23 dijo...

No son sólo los libros de texto Inglés y de ciencia los que están plagados de errores.
Un colaborador de Semanario de Filipinas ha tenido la oportunidad de comprobar recientemente como la Historia de Filipinas esta siendo tergiversada hasta niveles insospechados y los españoles no salen nada bien parados.

Todos los libros de Historia que se utilizan para ensenar a las nuevas generaciones de Filipinos están aquejados de las mismas "enfermedades, pero hay uno en concreto que se puede leer a través de Internet y que se está incluso utilizando como base de referencia para crear paginas web, artículos en Wikipedia, etc. y diseminar mas aun las calumnias anti-españolas.

El libro se llama "Struggle for Freedom" ("Lucha por la Libertad") de 2008, de un supuesto C. Duka., cuya casa editorial, RexPublishing, se especializa en "publicaciones desde pre-primaria hasta libros de derecho" Entre otras muchas mentiras aderezadas con insultos absolutamente vejatorios contra los españoles en general, dicho libro "enseña" a los niños filipinos que durante la ocupación española hubo cientos de revueltas populares contra la ocupación española. El problema no termina ahí, ya que en base a esas afirmaciones se ha creado un articulo en Wikipedia llamado: "Philippine revolts against Spain", donde se enunciaban todas esas "revueltas" contra los "ladrones, violadores y asesinos españoles".

Nos hemos tomado la molestia de examinar las fechas y nombres de esas "revueltas" y hemos sido incapaces de encontrar ninguna otra referencia a ellas aparte de los citadas en dicho libro. Tampoco hemos sido capaces de encontrar una sola página que proporcione algún tipo de detalles sobre las cualificaciones académicas del autor. De hecho, no hemos sido capaces de encontrar ni una sola página sobre el propio autor en si, nada de nada, a pesar de que el libro es supuestamente de 2008. Nada en Google o en el servicio de búsqueda de su casa editorial, RexPublishing: http://rexpublishing.com.ph

Lo que si hemos encontrado, sin embargo, es que algunas de las "revueltas" son sólo incidentes aislados que forman parte de los registros policiales de la época colonial española, con la participación en algunos casos de tan sólo una o dos personas.

Esto huele muy, pero que muy sospechoso. Al parecer, alguien tiene la intención de elevar esos registros policiales a la categoría de "revueltas populares", tratando de crear un sentimiento anti-español en los lectores del libro y los artículos que se derivan de el. La verdad totalmente verificable es que la gran mayoría de esos incidentes nunca existieron, y los pocos que tuvieron alguna importancia no llegaron a más debido a que la población local siempre estuvo mayoritariamente del lado del gobierno colonial español. Muchas de esas revueltas fueron protagonizadas por antiguos señores feudales nativos, resentidos por haber perdido poder, tierra y vasallos, y dirigidas cobardemente contra los nativos, quienes fueron asesinados por no seguir las órdenes de los conspiradores.

semanario-filipinas on 25 de julio de 2010, 21:29 dijo...

Se están alterando pasajes de la Historia de tal manera que los estudiantes de Primaria, Secundaria y Universitarios que no se han tomado la molestia de contrastar los hechos reales, terminan los estudios creyendo que los españoles son nada mas que una panda de asesinos, violadores, ladrones y un largo etcétera de mentiras y calumnias contra lo que fue el poder colonial durante mas de 3 siglos.

Flaco favor se le hace al nacionalismo filipino de esa manera. Si creen que de esa manera se van a exaltar los valores patrióticos nacionales, están muy equivocados. Sólo van a conseguir dañar la imagen del país y que el sistema educativo filipino sea el hazmerreir a nivel mundial.

Esa táctica pudo haber funcionado en el pasado, cuando no existían los avances tecnológicos que tenemos hoy día. En la actualidad, con una Internet que permite a cualquiera verificar y desmentir los "errores" publicados, los autores, editores y publicadores de tanta patraña hacen el ridículo más espantoso a escala mundial.

jlg on 26 de julio de 2010, 15:47 dijo...

El problema es que uno o dos Sí se tomarán la molestia de investigar si todo eso es verdad o mentira, pero la gran masa de gente no lo hará y harán caso de sus libros de texto, como lo vienen haciendo en los últimos 100 años.
El daño está hecho, España es el demonio, EEUU los angeles...
La diginidad de un pueblo se mide entre otros factores por el nivel de autoexigencia y auto-crítica que en Filipinas están secuestradas desde hace decenios por una clase política totalmente desacreditada y corrupta.

semanario-filipinas on 26 de julio de 2010, 17:32 dijo...

Hay un refrán que dice que puedes engañar a uno en una ocasión, pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.
Tómate "todo el mundo" literalmente. Estamos en la era de la comunicación global donde la información esta al alcance de cualquiera. Y muchos archivos históricos también se están digitalizando. Hasta hace muy recientemente eran muy pocos los filipinos que conocían su verdadera historia, pero cada día que pasa son más.

Mr Go on 3 de marzo de 2011, 20:56 dijo...

Mr. Go abandona la lucha:

http://newsinfo.inquirer.net/inquirerheadlines/nation/view/20081202-175573/Going-gone-Mr-Go-throws-in-the-towe

Publicar un comentario

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas