Cumbre de Seguridad en Singapur aborda conflicto en las Spratly


Ha concluido en Singapur la onceava Cumbre de Seguridad de Asia, también conocida como el "Diálogo de Shangri-La", organizada por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), con sede en el Reino Unido.  A la Cumbre de este año han asistido 27 delegaciones, 14 ministros de defensa, numerosos funcionarios gubernamentales y observadores de numerosos países, entre ellos, Estados Unidos, China, Alemania, Inglaterra, Australia, Japón, Canadá, India, Indonesia, Malasia, Filipinas y otros de la región Asia-Pacífico.

Entre los temas tratados durante la conferencia estuvo la seguridad en las islas Spratly, reclamadas total o parcialmente por Filipinas, Malasia, Brunei, China, Taiwán y Vietnam, un área donde se presume existen importantes yacimientos de gas y petróleo.

El sábado, el secretario estadounidense de Defensa, Leon Panetta, ya había indicado que su país aumentará la presencia de tropas y situará armamento de alta tecnología en países aliados de Asia-Pacífico para desarrollar la nueva estrategia dirigida a elevar su capacidad militar en la región.

Además de reforzar sus actuales alianzas militares con Japón, Corea del Sur y Australia, Panetta apuntó que mediante los acuerdos de cooperación suscritos también equiparán con armamento y equipos con alta tecnología a los países del sudeste de Asia, sobre todo a Filipinas, Tailandia y Singapur.

El plan del Pentágono para la región incluye mantener el número de portaaviones que actualmente están en la zona del Pacífico y apoyarlos con el 60 por ciento de los buques de la flota de las fuerzas navales estadounidense. "Esto incluye seis portaaviones en esta región, la mayoría de nuestros cruceros, destructores y buques de combate de litoral y submarinos", dijo Panetta.

En cuanto a las tropas, Panetta señaló que se "invertirá para que su movilización sea rápida, si es necesario", y que su despliegue se hará por rotación siguiendo el ejemplo del acuerdo establecido con Australia y otro similar que se está negociando con Filipinas.

Panetta, quien llegó a Singapur acompañado del jefe de la Junta de Jefes de Estado Mayor, el general Martin Dempsey, y del almirante Samuel Locklear, jefe de las fuerzas estadounidenses en el Pacífico, incluidas las desplegadas en Asia, descartó en su intervención la idea de que esta nueva estrategia persiga contrarrestar la ascendente presencia militar de China en la región. "Algunos lo ven como un reto a China, lo rechazo rotundamente", dijo el secretario de Defensa. "El esfuerzo para renovar e intensificar nuestra implicación en Asia es totalmente compatible con el crecimiento y desarrollo de China" agregó Panetta.

A la cita de Singapur no acudió este año el ministro chino de Defensa, Liang Guanglie, quien justificó su ausencia con la necesidad de permanecer en el país por asuntos relacionados con la transición en la cúpula del poder del régimen. No obstante, la mayoría de delegados atribuyeron de modo oficioso el desplante de Liang a la postura de Pekín contraria a la nueva estrategia estadounidense en la región de Asia-Pacífico.

Otro de los asuntos abordados durante la conferencia de Singapur fue la campaña de ciberataques realizada por Estados Unidos contra el programa nuclear de Irán y los regulares ataques informáticos cometidos por el régimen norcoreano al sistema de vigilancia de satélites de su vecino de Corea del Sur.

Según la multinacional estadounidense de seguridad informática McAfee, todos los países deben extremar las medidas de prevención y elevar su capacidad para hacer frente a la ciberguerra, cuyo objetivo en 2012 serán sistemas informatizados de infraestructuras básicas (agua, gas, electricidad, etc.). La llamada ciberguerra, aseguran los expertos, es consecuencia de la dependencia masiva de redes militares y gubernamentales de los sistemas informáticos.

"El control y dominio del ciberespacio es hoy primordial antes y durante cualquier despliegue militar", apuntó el ministro malasio de Defensa, Ahmad Zahih Hamidi, durante su intervención en la cumbre.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas