Acuerdo para conseguir que el español sea lengua co-oficial en Filipinas

Todos los alumnos de Secundaria de Filipinas estudiarán español como lengua extranjera y cultura española, después del acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Educación de Filipinas, el Ministerio de Educación español, el Instituto Cervantes y la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID).

El acuerdo denominado como "Memorando de Entendimiento (MOU) para la Mejora y Promoción de la Enseñanza de la Lengua y Cultura Españolas" ha sido firmado por parte española, por el director general de Relaciones Internacionales del Ministerio de Educación, José Manuel Martínez Sierra, la directora general del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, y el director de relaciones Culturales y Científicas de la AECID Carlos Alberdi. El Ministro de Educación de Filipinas, Jesli Lapus, fue quien rubricó el acuerdo por la parte filipina.

En la actualidad, el idioma español ostenta el estatus de idioma de promoción voluntaria y opcional dentro del sistema educativo de la República de Filipinas. El objetivo de este Memorando de Entendimiento consiste en implantar la lengua española como lengua extranjera en la enseñanza secundaria en Filipinas, y establecer un marco general para coordinar los recursos que aportará cada una de las instituciones españolas firmantes del acuerdo, siempre en consonancia con las disposiciones del Departamento de Educación del gobierno filipino.

La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, manifestó su deseo de que el español devenga como lengua co-oficial del país, argumentando que cada vez son más los alumnos que se interesan por el que fue idioma oficial durante más de 300 años de la antigua colonia española. En este sentido, el director de la AECID, Carlos Alberdi, citó al "héroe" de la independencia de Filipinas, José Rizal, para pedir que se tenga en cuenta también su valor como "uno de los mejores autores" en español del siglo XIX.

Por parte del Ministerio de Educación intervino el director general de Relaciones Internacionales, José Manuel Martínez, que puso énfasis en la "seriedad, solvencia y estructuración" del convenio con Filipinas.

Este acuerdo prevé una fase piloto de introducción del estudio del español en 15 centros escolares de secundaria que beneficiará a unos mil alumnos, y una fase de expansión del programa que extenderá la iniciativa a otros cincuenta centros escolares y, por tanto, a unos 8.000 alumnos más por curso hasta 2012, año a partir del cual se generalizará el programa de español como lengua extranjera en la enseñanza secundaria del país.

El Ministerio de Educación español además se compromete a mantener una oficina de Educación en la Embajada de España en Filipinas, proporcionará asesoramiento técnico y formativo al profesorado filipino y promocionará los intercambios educativos entre centros escolares españoles y locales.

La AECID financiará el diseño de un currículo para la enseñanza del español con desarrollos didácticos, la dotación de recursos electrónicos y bibliográficos para los centros educativos y de puestos de lector de español en universidades filipinas dentro de su programa de lectorados.

Por su parte, el Instituto Cervantes proporcionará enseñanza presencial de lengua española al profesorado filipino, la organización de un programa de apoyo a través de su aula Virtual de Español, en colaboración con el Ministerio de Educación español y el Ministerio de Educación filipino, la certificación de conocimientos de la lengua.

Por su parte el gobierno filipino, facilitará al máximo la labor de cooperación con las instituciones mencionadas para lograr el objetivo de implantar el español como lengua extranjera en su sistema educativo, así como facilitar la incorporación de los certificados de idiomas DELE.

La firma del Memorando de Entendimiento para la Mejora y Promoción de la Enseñanza de la Lengua y Cultura Españolas se ha realizado durante la quinta edición de la Tribuna España-Filipinas, patrocinada por la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo, y en cuya organización colaboran el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Catalunya y las embajadas de España y Filipinas.


En dicho foro, destacados representantes de la sociedad civil, la administración, el mundo universitario y la empresa de ambos países, se han dado cita para tratar cuestiones como las energías renovables, la cooperación cultural, la educación y la cooperación al desarrollo. A partir de mesas redondas de discusión temáticas se pretende que este encuentro dé un nuevo impulso a la consolidación de la agenda común entre España y Filipinas. Entre otros temas también se puso de manifiesto la favorable situación económica de Filipinas en el marco de ASEAN, un entorno favorable para la inversión y el comercio en el mercado más dinámico del planeta y ámbitos de colaboración empresarial entre ambos macro mercados (UE-ASEAN).

6 comentarios:

jlg on 27 de febrero de 2010, 0:37 dijo...

La historia negra en contra de España y el idioma español es algo muy dificil de borrar actualmente y los Filipinos de hoy en dia habeis crecido con la creencia de que antes de que llegaran los americanos, Filipinas no era nada y que los españoles no hicieron nada bueno..

Quiero poneros parte del Discurso del Honorable Presidente Manuel L.Quezon en la Camara de representantes de EEUU como Comisionado General de Filipinas con motivo de la discusión del Bill Jones, 26, septiembre-, 14 octubre. 1914.


Respuesta al Senador de Minessota (Mr Miller) sobre el estado de la educación pública en Filipinas puesta en duda por dicho senador.


Sr. Presidente, cuando el caballero de Minnesota hacía esas manifestaciones fue tan amable que me permitió hacer la observación de que había escuelas públicas en Filipinas mucho antes de la ocupación americana, y que, de hecho, yo me había educado en una de esas escuelas, aunque mi pueblo natal es un pueblo tan pequeño, aislado en las montañas de la parte Noreste de la isla de Luzón. " Sr. Presidente, en época tan lejana como el año 1866 cuando la población total de las Islas Filipinas era solamente de 4.411.261 almas y cuando el total de municipios en el Archipiélago era de 900, el total de las escuelas públicas era de 841 para niños y 833 para niñas y el total de niños que asistían a esas escuelas era de 135.098 y el de niñas 95.260. Y estas escuelas eran verdaderos edificios y los alumnos eran seres humanos vivos, inteligentes, despiertos. En 1892 el número de escuelas había aumentado a 2.137, de las cuales 1.087 eran para niños y 1.050 para niñas. He visto con mis propios ojos muchas de estas escuelas y miles de esos alumnos. No eran "escuelas parroquiales", sino escuelas creadas, sostenidas y mantenidas por el Gobierno.

http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/pageviewer-idx?c=philamer;cc=philamer;idno=anu3845.0001.001;frm=frameset;view=image;seq=42;page=root;size=s

Rafael Martinez-Minuesa on 27 de febrero de 2010, 6:05 dijo...

Muchas gracias por el enlace:
Discursos del Hon. Manuel L. Quezon, comissionado residente de Filipinas, pronunciados en la Cq́mara de representantes de los Estados Unidos, con motivo de la discusión del Bill Jones, 26, septiembre-14, octubre. 1914.

ALBERT on 8 de marzo de 2010, 23:19 dijo...

Claro M. Recto (1890-1960) tenía previsto leer el siguiente discurso titulado "Por los Fueros de una Herencia" ante la Real Academia Española de Madrid, pero falleció unos días antes en Roma, en tránsito hacia Madrid, y nunca lo llegó a pronunciar:

No es, ciertamente por motivos sentimentales o por deferencia a la gran nación española que dio a medio mundo su religión, su lenguaje y su cultura, que profesamos devoción a este idioma y mostramos firme empeño en conservarlo y propagarlo, sino por egoísmo nacional y por imperativos del patriotismo, porque el español ya es cosa nuestra propia, sangre de nuestra sangre, y carne de nuestra carne, porque así lo quisieron nuestros mártires, héroes y estadistas del pasado, y sin él será trunco el inventario de nuestro patrimonio cultural; porque si bien es verdad que la Revolución y la República de Malolos y la presente República fueron obra del pueblo, también lo es que los que prepararon y encauzaron eran intelectuales que escribieron en castellano sus libros, sus discursos, sus panfletos y sus ensayos, para realizar obra de doctrina y labor de propaganda; porque seria trágico que llegase el día que para leer a Rizal, a del Pilar, a Mabini, a Adriático, a Palma, a Arellano y a Osmeña, los filipinos tuviéramos que hacerlo a través de traducciones bastardas, en fin, porque el español es una tradición patria que si tiene raíces en nuestra historia también las tiene en las entrañas de nuestra alma, y porque el español es el "ábrete, Sésamo" de la cueva encantada que guarda, como tesoros imperecederos, los más altos pensares y los más altos sentires de que ha sido capaz el hombre desde la mañana de la civilización.

Rafael Martinez-Minuesa on 11 de marzo de 2010, 0:49 dijo...

Desgraciadamente para la gran mayoría de filipinos ese día trágico que auguraba Claro Recto ya ha llegado.
Es casi imposible encontrar a algún filipino que para leer a los mártires, héroes y estadistas del pasado, como Rizal, del Pilar, Mabini, Adriático, Palma, Arellano u Osmeña, no haya tenido que hacerlo a través de "traducciones bastardas".

Rafael Martinez-Minuesa on 10 de abril de 2010, 13:27 dijo...

En verdad que los Discursos del Manuel Quezon, pronunciados en la Cámara de representantes de los Estados Unidos en 1914, no tienen desperdicio.
Lean los siguientes extractos:

"Según el Censo de Filipinas, documento de confección americana ..., los que no podían leer ni escribir cuando llegasteis a Manila, eran solamente un 55,5 de la población.
¿... cómo pudo tener instrucción el restante 44.5 por ciento? ¿Por intuición acaso? [Risas]
¿... cómo le fue posible al caballero de Ohio (Mr. FESS), siendo como es un profesor distinguido y culto, hacer en este recinto la.sorprendente declaración de que hoy día el 85 por ciento de la población de Filipinas no puede leer ni escribir?.
¿Es posible que el analfabetismo en Filipinas fuera menor antes de establecerse allá escuelas americanas? ¿Hemos retrocedido entonces? ¿Con que estas escuelas americanas no han servido más que para hacer más analfabeto que antes al pueblo filipino?"

jganzur on 8 de junio de 2015, 9:40 dijo...

La Mayor Herencia que tiene Filipinas es el legado de la lengua española y no debe perderla ya que es su Verdadero patrimonio, son sus raíces su glorioso pasado y orgullo de ser parte de la comunidad hispano parlante en la cual todos debemos participar en la inclusión de Filipinas en la recuperación de su pasado.

Publicar un comentario en la entrada

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas