Se conmemora el Día de la Amistad Hispano Filipina


Filipinas y España han conmemorado hoy el Día de la Amistad Hispano Filipina, como cada 30 de junio, fecha en que el General Emilio Aguinaldo, Presidente de la Primera República Filipina, emitió la orden por la cual se decretaba que los últimos soldados españoles que se habían atrincherado en la iglesia del pueblo de Baler durante casi un año, ignorando que España había perdido ya su principal colonia en Asia, fueran tratados no como enemigos, sino como amigos, y que recibieran la asistencia necesaria para su retorno a España.

El Decreto dictaba que:
Habiéndose hecho acreedores a la admiración del mundo las fuerzas españolas que guarnecían el destacamento de Baler, por el valor, constancia y heroísmo con aquel puñado de hombres aislados y sin esperanzas de auxilio alguno, ha defendido su bandera por espacio de un año, realizando una epopeya tan gloriosa y tan propia del legendario valor de los hijos del Cid y de Pelayo; rindiendo culto a las virtudes militares e interpretando los sentimientos del Ejército de esta República que bizarramente les ha combatido, a propuesta de mi Secretario de guerra y de acuerdo con mi Consejo de Gobierno, vengo a disponer lo siguiente:

ARTICULO UNICO

Los individuos de que se componen las expresadas fuerzas no serán considerados prisioneros, sino, por el contrario, como amigos, y en su consecuencia se les proveerá por la Capitanía General de los pases necesarios para que puedan regresar a su país.

Dado en Tarlak el 30 de junio de 1899.
- El Presidente de la República, Emilio Aguinaldo.
- El Secretario de Guerra, Ambrosio Flores.


Según el senador filipino Edgardo Angara, principal promotor del Día de la Amistad, aquel 30 de junio fue “un día glorioso para ambos países, porque el sitio de Baler produjo héroes y victoria para ambas partes”. Hoy, este episodio es el símbolo de la gran amistad entre ambos países.

El Día de la Amistad Hispano Filipina quedó establecido en virtud de la Ley de la República Nº 9187 de 22 de julio de 2002,1 promovida con el objetivo de fortalecer la relación entre dos naciones que comparten historia, valores y tradiciones.

A continuación se reproduce la introducción traducida de dicha Ley:
Un 30 de junio, el Presidente Emilio Aguinaldo ensalzó a los soldados españoles sitiados en la iglesia de Baler por su lealtad y su caballerosa valentía. Para honrar este memorable episodio, es de justicia que se declare dicho día como fiesta nacional, de manera que se recuerde el acto de benevolencia que asentó los cimientos de unas mejores relaciones entre Filipinas y España.
El treinta de junio de cada año queda pues declarado como el Día de la Amistad Hispano Filipina, para conmemorar los vínculos culturales e históricos, la amistad y la cooperación entre Filipinas y España. Se declara por tanto fiesta especial de carácter laborable a nivel nacional, y fiesta especial no laborable en la provincia de Aurora.
Este año, frente a la Iglesia de la localidad filipinas de Baler el ex Defensor del Pueblo Enrique Múgica, pronunció con motivo del Día de la Amistad Hispano Filipina un discurso en el que recordó aquel episodio que fue "doloroso pero lleno por ambas partes de heroísmo y generosidad".

Al acto oficial también asistieron el embajador de España en Filipinas, Luis Arias, y el director general para Asia del Ministerio de Asuntos Exteriores, José Eugenio Salarich, así como las autoridades locales y habitantes de Baler, un municipio que se moviliza y decora las calles con banderas de los dos países para celebrar el evento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas