Aquino anuncia rigurosas inspecciones despues de un nuevo accidente de autobus

El transporte público sera sometido a un serio análisis, ha anunciado el presidente Aquino a la prensa un día después de que un autobús que viajaba con cerca de cincuenta pasajeros se despeñara por un barranco de 30 metros en las cercanías de Baguio, causando la muerte de 42 personas.

Según diferentes versiones, el accidente se produjo debido al fallo de los frenos del vehículo, que transitaba por la zona montañosa cercana a la ciudad de Baguio, en la región de La Cordillera, provincia de Benguet,.250 kilómetros al norte de Manila.

El Jefe del Ejecutivo está convencido de que unos frenos defectuosos no fueron los únicos culpables de la tragedia. "Un fallo en los frenos realmente me parece una pobre excusa", agregó.

El Presidente dijo querer estudiar la disposición de los conductores de transporte público, el estado de los vehículos de servicio público e incluso la seguridad de las carreteras del país. "Quiero estudiar toda la industria y averiguar qué se puede hacer para mejorar esta situación", dijo Aquino, indicando que espera pacientemente las conclusiones de la policía y la Oficina de Transporte Terrestre (LTO), de manera que las cuestiones de seguridad relativas a la industria del transporte público puedan ser reguladas a través de una nueva legislación.

Aquino dijo que un buen número de los accidentes de tráfico que se produjeron en Cebú recientemente se debieron a una "falta de cumplimiento de las normas en la construcción de carreteras", que ya han sido corregidas inmediatamente después de ser identificadas por el Departamento de Obras Públicas y Carreteras.

Aquino se refería entre otros, al accidente que le costó la vida a 15 personas en Toledo el 5 de Julio, y al accidente del pasado 13 de junio, también en la isla de Cebú, donde murieron otras veintiuna personas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Secciones

Subscriptores

Copyright © 2012 Semanario de Filipinas